NUEVO HOTEL SOLARENA EN LA PLAYA DE FONTELA DE BENQUERENCIA

Un nuevo hotel en Barreiros adaptado al covid, con servicio de comida a domicilio

Conforme evolucionaba la pandemia los promotores fueron ampliando el proyecto inicial, que ahora incluirá restaurante

Puede ser una imagen de 1 persona y al aire libre
PEPA LOSADA
J.A.
BARREIROS / LA VOZ 

«Abriremos este verano», anunciaba en febrero en un reportaje en las páginas de este diario Javier Hernández, promotor con su esposa, Ariadna Rojas, del Hotel Bistrôt Solarena, un nuevo negocio en Benquerencia (Barreiros), próximo a la playa de Lóngara. La pandemia había alterado sus plazos, ya que inicialmente tenían previsto inaugurar en Semana Santa, la misma que les llevó a modificar su idea original y a ampliar el negocio, que primero se concibió como hotel, después sumó una cafetería abierta al público y finalmente incluirá también un restaurante, que ofrecerá un servicio del que carece en la actualidad Barreiros: la comida a domicilio, todo el año.

Llegará el verano y el Hotel Bistrôt Solarena, como había apuntado Javier Fernández abrirá. Su idea es hacerlo a mediados del mes que viene. En este proyecto han puesto toda la experiencia que adquirieron durante ocho años gestionando el Hotel San Bartolo, en Barreiros.

El nuevo establecimiento tiene doce habitaciones, sala de reuniones, terraza, jardín y café-restaurante, estos dos últimos para huéspedes y también abiertos al público. Además de la sala social, en el sótano están los baños, la sala de máquinas, la lavandería y otros servicios. En la planta baja se encuentra la recepción, los servicios de restauración y seis habitaciones con acceso a un jardín privado y en la primera planta otras seis habitaciones, todas con balcón.

«A idea de ter un servizo de comida a domicilio foi porque en Barreiros temos varios restaurantes que fan comida para recoller, pero non a levan á casa. Imos traballar especialidades da terra, dende polbo a peixes, hamburguesas con queixos e carne galega, pan artesán dun obradoiro da zona, pizzas artesáns… e todo iso ímolo levar a domicilio», apunta Javier Hernández.

Esta ampliación sobre el proyecto original implicara contratar a más gente, con tres personas en cocina con Javier al frente. «A nosa idea é estar abertos xa a mediados de xuño, e se pode ser antes, mellor. Queremos poñer a funcionar a web de reservas do hotel a partir da semana que vén», apuntó. Y añadió: «O resultado deste proxecto penso que é un produto fresco. Xa a nivel de deseño é algo diferente ó que hai na zona, e despois queremos darlle moita vida durante todo o ano ó restaurante. Penso que vai gustar coas xornadas gastronómicas que temos previsto organizar e coas propostas de menús. A idea é ofrecer unha comida boa, a bo prezo e con bo servizo». La terraza, amplia, es un espacio con el que puede jugar el restaurante. Fue modificada, también para adaptarla a los tiempos del covid, casi duplicando su superficie: «Pasamos de 11-12 mesas a entre 25 e 28. E dentro haberá sete ou oito máis».

«En inverno, con este sistema de delivery (comida a domicilio) esperamos conservar os empregos. Foi todo a partido do covid, polas restricións e o peche de Asturias, que nos levou a repensar o proxecto, a mirar como podiamos manter os empregos. Como? Pois traballando máis propoñendo outro tipo de produto, de solucións… e tirar para adiante», concluyó.