Urbanismo

Datos do plan ou programa na base de datos

Nome Plan xeral de ordenación municipal do Concello de Barreiros

Tipoloxías Plan Xeral de Ordenación Municipal

Código 1854/2016

Expediente 2016AAE1939

Órgano promotor

Data de inicio do período de consulta 31/08/2016

Data de remate do período de consulta 31/10/2016

Estado:  En curso

barra

ARCHIVOS DE INTERÉS:

Fuente Parga resta relevancia a la orden de la Xunta de recortar suelo urbanizable

La Xunta frena las expectativas de crecimiento urbanístico de Barreiros: Descargar documento

 http://www.actualidadbarreiros.info/wp/barreiros/urbanismo/plan-sectorial/ 

http://www.actualidadbarreiros.info/wp/barreiros/urbanismo/urbanismo-en-la-prensa/

barra

III. OTRAS DISPOSICIONES

CONSELLERÍA DE POLÍTICA TERRITORIAL, OBRAS PÚBLICAS Y TRANSPORTES

DECRETO 15/2007, de 1 de febrero, por el que se suspende la vigencia de las normas subsidiarias de planeamiento municipal de Barreiros y se aprueba la ordenación urbanística provisional hasta la entrada en vigor del nuevo planeamiento.

1. Barreiros es un municipio situado a la orilla del mar Cantábrico, que tiene una franja costera de 8 kilómetros, con finos arenales que van desde la desembocadura del río Masma en el límite con Foz, hasta la praya de As Catedrais en el límite con Ribadeo.

Se trata de un territorio con un entorno natural privilegiado que encierra singulares valores paisajísticos, medioambientales y ecológicos. En el término municipal existen dos espacios naturales -As Catedrais y Ría de Foz-Masma- declarados como zonas de especial protección de los valores naturales por el Decreto 72/2004, de 2 de abril (DOG nº 69, del 12 de abril), y recogidos en la decisión de la Comisión Europea de fecha 7-12-2004, publicada en el DOCE del 29 de diciembre, por la que se aprueba la lista de lugares de importancia comunitaria de la región biogeográfica atlántica.

Su población es de aproximadamente 3.500 habitantes y dispone de un parque de unas 3.000 viviendas, lo que supone que el municipio experimente un enorme aumento de población, en la época estival. De estas viviendas, unas 2.500 se asientan en la rasa litoral -en una franja de unos 2 km de profundidad desde la ribera del mar Cantábrico y de la ría de Foz algo más de 1.250 en la banda de 500 metros más próxima al mar.

2. El planeamiento vigente en el término municipal son las normas subsidiarias de planeamiento municipal aprobadas definitivamente por la Comisión Provincial de Urbanismo de Lugo el 28 de octubre de 1994 y publicadas en el BOP de Lugo del 20 de marzo de 1995.

El ordenamiento jurídico que en su momento dió cobertura legal al actual planeamiento municipal -principalmente texto refundido de la Ley sobre régimen del suelo y ordenación urbana, aprobado por el Real decreto 1/1992 (la mayor parte de sus preceptos fueron declarados inconstitucionales) y la Ley 11/1985, de adaptación de la del suelo a Galicia sufrió una profunda transformación tanto a nivel estatal como autonómico con el paso de los años, por lo que el contenido y determinaciones del plan resultan incompatibles con la legislación urbanística vigente -Ley 9/2002, de ordenación urbanística y protección del medio rural de Galicia, y Ley 6/1998, sobre régimen del suelo y valoraciones-, y, lo que resulta más importante, con la necesaria conciliación del desarrollo del turismo con la protección de los valores y de las riquezas naturales del entorno de este ayuntamiento.

A pesar de que ya transcurrió el plazo de tres años establecido en la disposición transitoria segunda de

la Ley 9/2002 para la adaptación de los planeamientos vigentes a la entrada en vigor de la ley a la nueva legislación urbanística, el Ayuntamiento de Barreiros aún no inició la revisión de las normas vigentes.

3. El planeamiento vigente clasifica como suelo urbano cuatro ámbitos discontinuos a ambas márgenes de la N-634: San Cosme de Barreiros, San Pedro de Benquerencia, San Miguel de Reinante y Reinante; en estos ámbitos se permite la edificación mediante licencia directa a lo largo de la carretera nacional, perpetuando un modelo territorial hoy desfasado que convierte las carreteras en calles, con el consiguiente colapso de la infraestructura correspondiente. Asimismo, clasifica como suelo urbano un ámbito al noroeste del término municipal, lindante con la desembocadura de la ría de Foz y con el litoral Cantábrico, que encierra excepcionales valores naturales, ya que una parte de estos terrenos se encuentra dentro del ámbito del espacio natural Ría de Foz-Masma.

Muchos de estes ámbitos no reúnen los requisitos establecidos en los artículos 11 de la Ley 9/2002 y 8 de la Ley 6/1998, para su clasificación como suelo urbano, aproximadamente una tercera parte del total, según el informe técnico que obra en el expediente. A este respecto, resultan especialmente relevantes los informes emitidos por los técnicos municipales en los expedientes de concesión de licencia municipal. En ellos se pone de manifesto la existencia de ámbitos clasificados como suelo urbano que carecen de acceso por vía pública pavimentada o de redes de saneamiento y depuración de aguas residuales, así como otros en los que la red existente de abastecimiento de agua potable no tiene el caudal y la potencia necesaria para el suministro a las edificaciones resultantes del planeamiento vigente.

También la entidad Barras Eléctricas Galaico-Asturianas, S.A (BEGASA) envió el pasado mes de septiembre un escrito en el que pone en conocimiento de esta consellería que, tras recibir varias solicitudes para el suministro eléctrico de distintas urbanizaciones en el ayuntamiento de Barreiros, se constata que la infraestructura eléctrica actualmente existente en ese término municipal no es suficiente para atender a los nuevos crecimientos, por lo que sería necesario acometer la ejecución de nuevas infraestructuras, entendiendo que mientras tanto estos ámbitos carecen de suministro eléctrico a los efectos de la Ley del suelo de Galicia.

Asimismo, es necesario señalar que la propia memoria descriptiva del planeamiento, en el apartado de «Organización espacial resultante», pone de manifiesto la inexistencia de una malla urbana en los ámbitos clasificados como suelo urbano. Respecto de los núcleos de San Cosme de Barreiros y San Pedro de Benquerencia señala que «el desarrollo previsible se materializa en la ocupación del suelo urbano actualmente vacío…»; y respecto de los núcleos de San Miguel de Reinante y Reinante que «no se tiene previsto suelo urbanizable, toda vez que en virtud de la estructura viaria se presentan amplios vacíos en la trama urbana susceptibles de acoger el desarrollo previsible».

A todo lo anterior hay que añadir que el planeamiento vigente no distingue entre el suelo urbano consolidado y el no consolidado y una parte significativa de los terrenos clasificados como suelo urbano no reúnen las condiciones establecidas en el artículo 12 a) de la Ley 9/2002. En el régimen del suelo urbano no consolidado se deben incluir los terrenos en los que son necesarias obras de urbanización, reforma interior u obtención de nuevas dotaciones urbanísticas o justa distribución de cargas y beneficios entre los propietarios, así como, los ámbitos sobre los que el planeamiento urbanístico tenga prevista una ordenación sustancialmente diferente de la realmente preexistente.

Como consecuencia de la falta de consideración como suelo urbano no consolidado de los ámbitos a que se refiere el parrafo anterior, se está privando a los ciudadanos de su derecho a un medio urbano de calidad que cumpla los límites de sostenilidad y las reservas mínimas de suelo para dotaciones públicas y para viviendas sujetas a algún régimen de protección pública, de conformidad con lo establecido en la Ley 9/2002. Especialmente grave resulta este hecho si se tiene en consideración que el planeamiento vigente prevé índices de edificabilidad en suelo urbano (1,50 m/m) que exceden con mucho los límites de sostenibilidad actualmente recogidos en el artículo 46.2º d) de la Ley 9/2002 (0,50 m/m).

Asimismo, como consecuencia de la falta de consideración como suelo urbano no consolidado de los ámbitos que reúnen los requisitos del artículo 12 b) de la Ley 9/2002, se están a incumplir principios básicos del Estatuto de la propiedad, como son el de la equidistribución y el de la recuperación por la Administración de las plusvalías generadas por la acción urbanística, con el consiguiente incumplimiento de los deberes básicos de los propietarios de suelo urbano establecidos tanto en la Ley 6/1998 como en la Ley 9/2002; hecho éste que se ve agravado por el incumplimiento hasta la fecha por el Ayuntamiento de Barreiros del contenido de la disposición transitoria primera, apartado 1, letra c) de la Ley 9/2002, que obliga a que cuando los terrenos no estan incluidos en polígonos y merezcan la condición de suelo urbano, el Ayuntamiento proceda a la delimitación del polígono según el procedimiento establecido por el artículo 117.

Además, se clasifican como suelo urbanizable no delimitado varios ámbitos a lo largo de la costa, muchos de ellos dentro de los 200 metros a contar desde el límite interior de la ribera del mar y lindantes con los espacios naturales referenciados en el punto primero. La mayor parte de estos ámbitos se encuentran aún sin desarrollar.

La delimitación de los núcleos rurales no se adecua a los criterios establecidos por el artículo 13 de la Ley 9/2002; resulta especialmente injustificada la clasificación como suelo de núcleo rural de ámbitos vacios de edificación lindantes con el espacio natural Ría de Foz-Masma.

Del conjunto del suelo clasificado por el actual planeamiento urbanístico de Barreiros como urbano, urbanizable y de núcleos rurales, resulta una capacidad residencial de aproximadamente 20.000 vivien

das, de las que más de 16.000 se podrían ubicar en la franja litoral, con la consiguiente consolidación de la urbanización de la zona costera y la formación de pantallas edificatorias hacia el mar, especialmente en los ámbitos de la Ordenanza de espacio residencial abierto. En este sentido, es necesario señalar que según la información facilitada por la Delegación de Lugo del Colegio Oficial de Arquitectos de Galicia, desde el 1 de enero de 2006, fueron visados proyectos de edificación cuya ejecución supondría la construcción de más de 6.500 nuevas viviendas, con lo que se duplicaría el parque de viviendas actualmente existente en ese término municipal.

La clasificación y categorización del suelo no urbanizable o rústico tampoco se adecua a la legislación urbanística actualmente en vigor -la Ley 9/2002, de ordenación urbanística y protección del medio rural de Galicia, modificada por la Ley 15/2004, y la Ley estatal 6/1998, sobre régimen del suelo y valoraciones-, por lo que deben ser revisadas en su totalidad, así como en lo que respecta a las condiciones de uso y de edificación, de modo que alcance la necesaria preservación del entorno privilegiado del término municipal.

4. Del análisis de la ordenación establecida por las normas subsidiarias de planeamiento municipal para el suelo urbano se deduce la previsión de una mezcla desordenada de usos y tipologías -en el ámbito de aplicación de una misma ordenanza se contempla la posibilidad de adoptar distintas tipologías edificatorias- que no tiene en cuenta la realidad edificatoria preexistente, así como una gran inseguridad jurídica al permitir el cambio de la ordenación establecida en la ordenanza por cualquier otra, siempre y cuando no se supere el aprovechamiento resultante de la ordenanza.

Así, en la Ordenanza de centro urbano que únicamente es de aplicación en el núcleo de San Cosme de Barreiros, se prevé una tipología edificatoria agrupada en edificios contiguos, parcela mínima de 112 m, con frente mínimo de 8 metros y alturas de 4 plantas. Esta ordenación se puede sustituir por cualquier otra, mediante un estudio de detalle, siempre y cuando no se supere el aprovechamiento resultante de la ordenanza.

En la Ordenanza zona usos mixtos se prevé la posibilidad de ordenación abierta, cerrada o mixta, destinada a usos mixtos, con una parcela mínima de 135 m, con una altura de 3 plantas y una edificabilidad de hasta 1,50 m/m. Esta ordenación se puede sustituir por cualquier otra, mediante un estudio de detalle, siempre y cuando no se supere el aprovechamiento resultante de la ordenanza. Esta ordenanza es aplicable a los ámbitos de suelo urbano de San Cosme de Barreiros, San Pedro de Benquerencia, San Miguel de Reinante y Reinante, y ambas márgenes de la N-634, conformando una ordenación desordenada, con mezcla de diferentes tipologías edificatorias, carente de cualquiera coherencia de desarrollo urbano.

La Ordenanza de espacio abierto extensivo se aplica en los núcleos anteriormente citados, como prolongación de la Ordenanza de zona usos mixtos, a lo largo de la carretera nacional y hacia el interior y a lo largo de los caminos existentes, en ámbitos vacan

tes carentes de urbanización, que no reúnen los requisitos para su clasificación como suelo urbano o que, en todo caso, se deberían categorizar como suelo urbano no consolidado. En esta ordenanza se establece una ordenación abierta en edificios aislados o vivienda aislada o pareada, con una altura de 3 plantas, una ocupación del 60% y una edificabilidad de hasta 1 m/m.

La Ordenanza de espacio residencial abierto resulta de aplicación en los ámbitos no edificados del suelo urbano lindante con el litoral. Especialmente grave resultan las consecuencias de aplicación de esta ordenanza en el frente de la praya de Remior, dando lugar a una ocupación desordenada del litoral, en una zona que no reúne los requisitos para su consideración como suelo urbano y que debería estar protegida. En esta ordenanza se establece una ordenación muy semejante a la anterior, con una edificabilidad de 1,1 m/m.

Al amparo de estas dos últimas ordenanzas el Ayuntamiento de Barreiros está a conceder licencias en parcelas que según los informes de los técnicos municipales que figuran en los expedientes, carecen de saneamiento -proponiéndose en algún proyecto de edificación como sistema de depuración de un bloque de 44 viviendas la instalación de una fosa séptica-, dan frente a vial no urbanizado o la suficiencia de caudal y potencia de la red de abastecimiento de agua potable no esta justificada.

Las determinaciones contenidas en las ordenanzas de suelo urbano de núcleo rural y suelo no urbanizable nuclear de la normativa resultan incompatibles con el régimen jurídico del suelo de núcleo rural previsto en la Ley 9/2002, de ordenación urbanística y protección del medio rural de Galicia. En ellas se admite, sin limitación, la ordenación cerrada en una parcela con frente mínimo de 9 m y un fondo mínimo de 10 m, así como soluciones impropias de la arquitectura rural tradicional, como las prolongaciones de bajos. Estas tipologías urbanas resultan incompatibles con la preservación del carácter rural de los núcleos.

5. De todo lo anterior se deduce que la clasificación y la regulación de las distintas clases de suelo en el planeamiento actualmente existente en Barreiros está totalmente obsoleta y no se adecua a lo dispuesto en la Ley 9/2002, de ordenación urbanística y protección del medio rural de Galicia, ni a la Ley 6/1998, sobre régimen del suelo y valoraciones, por lo que urge su revisión y su adaptación a los nuevos criterios de clasificación de suelo, así como a los límites de sostibilidad y los estándares de calidad de vida y cohesión social recogidos en la legislación urbanística actual.

A lo expuesto anteriormente se debe añadir la ausencia de cualquiera previsión relativa al sistema general de espacios libres y zonas verdes de dominio y uso públicos, que según la legislación actual no puede ser inferior a 15 metros cuadrados por cada 100 metros cuadrados edificables de uso residencial; así como por lo que se refiere al sistema general de equipamientos, que no puede ser inferior a 5 metros cuadrados por cada 100 metros cuadrados edificables de uso residencial. En este sentido es necesario señalar que aún que se califican algunas parcelas como equipamientos, en la ordenanza reguladora de este

uso no se exige la titularidad pública del suelo y se inclúyen dentro del uso dotacional, actividades tales como cines, salas de juego, oficinas o despachos profesionales.

En consecuencia, la continuación en la ejecución del planeamiento actualmente existente en Barreiros daría lugar a la plasmación de un modelo territorial de urbanización descontrolada del litoral, incompatible con la preservación de los valores naturales y con un desarrollo sostenible del territorio, lo que afecta directamente a las competencias autonómicas en materia de ordenación del territorio y del litoral y del urbanismo, atribuidas por el artículo 27.3º del Estatuto de autonomía de Galicia, y a las potestades autonómicas atribuidas por los artículos 85.7º, 89.1º y 227 de la Ley 9/2002, de ordenación urbanística y protección del medio rural de Galicia. Especial relevancia cobra en este supuesto la regulación contenida en el último párrafo del artículo 85.7º de la citada norma, que establece que la ordenación urbanística de los terrenos situados en la franja de 500 metros desde la ribera del mar afecta a los intereses autonómicos, que es el caso de Barreiros.

6. El artículo 96 de la Ley 9/2002, de ordenación urbanística y protección del medio rural de Galicia, establece que con el acuerdo de suspensión do planeamento se aprobará la ordenación provisional que se publicará en el Diario Oficial de Galicia y estará vigente con carácter transitorio hasta la entrada en vigor del nuevo planeamiento.

La ordenación provisional se redactó atendiendo a los siguientes criterios:

a) En el suelo urbano se partió de dos premisas. De una banda, respectar las licencias concedidas antes del inicio del expediente de suspensión del planeamiento, siempre que sean conformes con el ordenamiento jurídico vigente en el momento de su otorgamiento. De otra banda, congelar el desarrollo urbanístico del suelo urbano de San Bartolo, al tratarse de terrenos lindantes con el litoral cantábrico y con la ría de Foz, situados en su práctica totalidad a menos de 500 metros del límite interior de la ribera del mar, en los que la presión edificatoria existente resulta especialmente insostenible.

En el resto del suelo urbano consolidado el criterio seguido fue el de permitir únicamente la edificación unifamilar aislada hasta que se apruebe el nuevo planeamiento, que deberá estudiar la trama urbana existente y la capacidad de las redes de infraestructuras existentes para establecer las nuevas tipologías edificatorias permitidas en coherencia con éstas, de conformidad con lo establecido en el artículo 46.1º de la Ley 9/2002.

La ordenación urbanística del suelo urbano no consolidado es función que corresponde al futuro Plan General de Ordenación Municipal, en el que se deberán incorporar los límites de edificabilidad y las reservas mínimas de suelo para dotaciones públicas y para viviendas sujetas a algún régimen de protección pública de conformidad con lo establecido en la Ley 9/2002.

b) En los núcleos rurales incluidos total o parcialmente en los 500 metros a contar desde el límite interior de la ribera del mar, así como, en aquellos

terrenos de los núcleos rurales delimitados, incluidos en los ámbitos de los espacios As Catedrais y Ría de Foz-Masma declarados como zonas de especial protección de los valores naturales por el Decreto 72/2004, se establece el mismo criterio que para el suelo urbano en dicha situación, congelándose la posibilidad de nuevas edificaciones.

En los restantes núcleos rurales se respectan las delimitaciones de los núcleos rurales contenidas en el documento de las normas subsidiarias de planeamiento municipal aprobadas el 28-10-1994, revisando las condiciones de edificación para adaptarlas a lo establecido en la Ley 9/2002.

c) Los terrenos que las normas subsidiarias de planeamiento clasificaron como suelo no urbanizable quedan sometidos a los correspondientes regímenes de especial protección establecidos en la Ley 9/2002, en función de los valores naturales, paisajísticos, culturales, forestales o de protección del dominio público que concurren.

También se someten a este régimen del suelo rústico los terrenos clasificados como suelo urbanizable, excepto los ámbitos de los planes parciales del parque empresarial de A Espiñeira aprobado definitivamente el 26-2-2002 (BOP del 21 de marzo) y de la playa de Lóngara, San Pedro de Benquerencia, aprobado definitivamente el 25-5-2001, en los que se mantiene la ordenación aprobada.

7. En la tramitación del expediente de suspensión se cumplió el procedimiento establecido en el artículo 96 de la Ley 9/2002, de ordenación urbanística y protección del medio rural de Galicia.

Conferido trámite de audiencia al Ayuntamiento de Barreiros, de conformidad con lo establecido en el artículo 84 de la Ley 30/1992, de régimen jurídico de las administraciones públicas y del procedimiento administrativo común, es necesario señalar que respecto de la motivación de la suspensión contenida en la parte expositiva del decreto, al ayuntamiento, aunque manifesta que no comparte muchos de los argumentos expuestos, no concreta cuales son éstos, ni las razones para rebatilos.

Las alegaciones presentadas se limitan, en consecuencia, a solicitar la modificación de la regulación contenida en la ordenación provisional propuesta por la consellería. Como consecuencia del estudio detallado de las mismas, que se refleja en el correspondiente informe que obra en el expediente, se introdujeron las siguientes modificaciones a la propuesta inicial:

-Se modifica la regulación del suelo urbano consolidado en lo relativo a los criterios de medición de la altura máxima permitida y en lo relativo a la ampliación y urbanización de los viales existentes.

Además, se admite la propuesta de establecer una ordenación cerrada en los ámbitos de las normas subsidiarias de planeamiento municipal en los que resulta de aplicación la Ordenanza de centro urbano, con una altura de B+2, para lo que se introduce una ordenanza de suelo urbano de media densidad.

-Se modifica la regulación del suelo urbano no consolidado, aceptando que los ámbitos calificados con

la Ordenanza de núcleos diferenciados, en el núcleo de San Bartolo, reúnen los requisitos establecidos en el artículo 12 a) de la Ley 9/2002, para su categorización como suelo urbano consolidado, por lo que se excluyen del ámbito de aplicación de esta ordenanza.

8. De cuanto antecede sólo se puede concluir que concurren circunstancias objetivas que determinan la necesidad de atajar las consecuencias indeseables que se derivan de la aplicación de la ordenación establecida por las actuales normas subsidiarias de planeamiento municipal de Barreiros y de proceder a la urgente revisión del planeamiento para elaborar una nueva ordenación que se adapte íntegramente al ordenamiento jurídico vigente y que garantice un desarrollo urbanístico sostenible.

En su virtud, de conformidad con lo dispuesto por el artículo 96 de la Ley 9/2002, de ordenación urbanística y protección del medio rural de Galicia, de acuerdo con el dictamen de la Comisión Superior de Urbanismo de Galicia, a propuesta de la conselleira de Política Territorial, Obras Públicas y Transportes y logo de deliberación del Consello da Xunta de Galicia, en su reunión de uno de febrero de dos mil siete,

DISPONGO:

Artículo 1º

Se suspende, para su revisión, de conformidad con lo dispuesto por el artículo 96 de la Ley 9/2002, de ordenación urbanística y protección del medio rural de Galicia, la vigencia de las normas subsidiarias de planeamiento municipal de Barreiros, aprobadas definitivamente en fecha 28 de octubre de 1994 con todas sus modificaciones. Asímismo se suspende la vigencia de todos los instrumentos de ordenación urbanística aprobados en su desarrollo.

Artículo 2º

Se aprueba la ordenación provisional que se inserta en el anexo de este decreto, que estará vigente en el municipio de Barreiros con carácter transitorio hasta la entrada en vigor del nuevo Plan General de Ordenación Municipal.

Disposición adicional

Se faculta a la conselleira de Política Territorial, Obras Públicas y Transportes para dictar cuantas resoluciones resulten necesarias para la debida ejecución y aplicación de este decreto.

Disposición final

Este decreto entrará en vigor el mismo día de su publicación en el Diario Oficial de Galicia.

Santiago de Compostela, uno de febrero de dos mil siete.

Emilio Pérez Touriño

Presidente

P.E. (Decreto 7/2007, de 30 de enero; DOG del 31 de enero)

José Luis Méndez Romeu

Conselleiro de Presidencia, Administraciones Públicas y Justicia

ANEXO

Ordenación urbanística provisional:

normas y ordenanzas reguladoras

1. Suelo urbano consolidado.

1.1. Ámbito de aplicación.

La ordenanza que a continuación se establece será de aplicación a los terrenos clasificados como suelo urbano de núcleo urbano existente en las normas subsidiarias de planeamiento municipal de Barreiros, aprobadas definitivamente por la Comisión Provincial de Urbanismo de Lugo el 28-10-1994, que merezcan la condición de solares o que, por su grado de urbanización efectiva y asumida por esta ordenación urbanística, puedan adquirir la condición de solar mediante obras accesorias y de escasa entidad que puedan ejecutarse simultáneamente con las de edificación y construcción, excepto aquellos en los que resulte de aplicación otra ordenanza de la presente ordenación provisional.

-A estos efectos, se entiende que son solares edificables las parcelas que, en el momento de la entrada en vigor de esta ordenación provisional, cumplen los requisitos establecidos en el artículo 16.1º de la Ley 9/2002, de 30 de diciembre, y en el artículo 19 de las vigentes normas complementarias y subsidiarias de planeamento de la provincia de Lugo, aprobadas por orden de la Consellería de Política Territorial, Obras Públicas y Vivienda, de 3 de abril de 1991.

Se consideran como obras accesorias de escasa entidad las de acondicionamiento de la vía en el frente de la parcela y las de acometida a las redes de servicios existentes en el frente de la parcela.

En ningún caso tedrán la consideración de suelo urbano consolidado las parcelas que no tengan frente a vía pública pavimentada y cuenten con todo los servicios urbanísticos necesarios, en el momento de la iniciación del expediente de suspensión del planeamiento.

1.2. Condiciones generales de edificación.

1.2.1. La altura máxima permitida se medirá de la siguiente forma:

-En edificación cerrada, en el centro de todas las fachadas, desde la rasante de la vía pública a la que da frente la parcela, hasta el plano inferior del último forjado.

-En edificación abierta, en el centro de todas las fachadas, desde la rasante del terreno, hasta el plano inferior del último forjado.

1.2.2. Se permite la construcción de semisótanos que no sobresalgan más de un metro en cualquiera de las rasantes del terreno en contacto con la edificación. También se permite la construcción de un sótano, siempre que no sobresalga en ningún punto de la rasante natural del terreno en contacto con la edificación.

No se permitirá la ocupación en planta bajo rasante fuera de la proyección vertical de las plantas superiores sobre rasante.

1.2.3. Las alineaciones y rasantes de la vía pública serán las establecidas en los planos de ordenación, de las normas subsidiarias de planeamiento municipal,

aprobadas definitivamente por la Comisión Provincial de Urbanismo de Lugo el 28-10-1994. En aquellos casos en que no se fijen, se mantendran las alineaciones consolidadas y la rasante actualmente existente.

1.2.4. Se prohíbe la apertura de nuevas vías no existentes en el momento de la entrada en vigor de esta ordenación provisional.

1.2.5. Las cubiertas de las edificaciones estarán formadas por planos inclinados sin quebraduras de sus faldones y se prohíben las mansardas y otros volúmenes sobre los faldones de cubierta, permitiendose unicamente chimeneas y antenas. La pendiente máxima permitida será de 40 grados sexagesimales medidos desde el plano superior del último forjado, con una altura máxima de cumbrera de 4 metros.

Se permite el aprovechamiento bajo cubierta para uso residencial sin alterar las condiciones geométricas establecidas en este apartado.

1.2.6. Las edificaciones y construcciones cumplirán las condiciones de adaptación al ambiente establecidas en el artículo 104 de la Ley 9/2002, de ordenación urbanística y protección del medio rural de Galicia, y las condiciones establecidas en los artículos 15, 16, 17 y 18 de las vigentes normas complementarias y subsidiarias de planeamiento de la provincia de Lugo, aprobadas definitivamente por Orden de 3 de abril de 1991, de la Consellería de Política Territorial, Obras Públicas y Vivienda.

1.3. Ordenanza de suelo urbano de media densidad.

1.3.1. Ámbito de aplicación.

Esta ordenanza es de aplicación a los terrenos de suelo urbano calificados como centro urbano-CU según los planos de ordenación de las normas subsidiarias de planeamiento municipal, aprobadas definitivamente por la Comisión Provincial de Urbanismo de Lugo el 28-10-1994, que cumplan los requisitos señalados en el apartado 1.1 de la presente ordenación provisional, para su consideración como suelo urbano consolidado.

1.3.2. Condiciones específicas de edificación.

a) Tipología: edificación entre medianeras formando manzanas cerradas de uso característico residencial en vivienda colectiva.

b) Parcela mínima: 200 metros cuadrados.

c) Frente mínimo a vía pública: 12 metros.

d) Fondo máximo edificable: 16 metros en todas las plantas.

e) La edificación se deberá construir con la línea de fachada sobre la alineación exterior y adosarse a las extremas laterales.

f) Altura máxima: la altura máxima permitida será de B+2 y 11 m.

g) Vuelos: no se permitirán cuerpos volados cerrados sobre las vías o espacios públicos. Únicamente se permiten galerías o balcones con las siguientes condiciones:

-Que estén a una altura mayor de 3,60 metros por encima de la rasante de la calle, medidas desde el punto más desfavorable.

-Que se separen de la pared medianera un mínimo de 1 metro.

-No se permiten en las calles de ancho inferior a 8 metros.

-En las calles con ancho superior a 8 metros, los salientes pueden alcanzar 1/20 del ancho de la calle, no pudiendo exceder la dimensión de un metro.

h) Se dispondrá de una plaza de aparcamiento por cada 100 m de superficie construida sobre rasante, cualquiera que sea el uso al que se destine dicha edificabilidad.

1.3.3. Usos.

El uso principal será el residencial. En planta baja y primera alta, también se permitirán, siempre que resulten compatibles con el uso residencial, los siguientes usos: hosteleros, comerciales, artesanales, para oficinas, sociales, culturales, deportivos, religiosos, docentes, sanitarios, asistenciales, para garajes y servicios del automóvil y para espectáculos públicos y actividades recreativas.

1.4. Ordenanza de suelo urbano de baja densidad.

1.4.1. Ámbito de aplicación.

Esta ordenanza es de aplicación a los terrenos, que reuniendo los requisitos señalados en el apartado 1.1 de la presente ordenación provisional, para su consideración como suelo urbano consolidado, no les resulte de aplicación la Ordenanza de media densidad de la presente ordenación provisional.

1.4.2. Condiciones específicas de edificación.

a) Tipología: edificación de vivienda unifamiliar aislada.

b) Parcela mínima: 300 metros cuadrados.

c) Frente mínimo de parcela: 12 metros.

d) Ocupación máxima de la parcela por la edificación: 200 metros cuadrados.

e) Retranqueo mínimo: 3 metros a todo los lindes de la parcela.

f) Altura máxima: planta baja y una planta alta, con un máximo de 7 metros.

g) Solo se permitirá una vivienda en cada parcela.

1.4.3. Usos.

El uso principal será el residencial en vivienda unifamiliar. También se permitiran, siempre que resulten compatibles con el uso residencial, los siguientes usos: hosteleros, comerciales, artesanales, para oficinas, sociales, culturales, deportivos, religiosos, docentes, sanitarios, asistenciais, para garajes y servicios del automóvil y para espectáculos públicos y actividades recreativas.

2. Suelo urbano no consolidado.

2.1. Ámbito de aplicación.

La presente ordenación será de aplicación:

a) A los terrenos clasificados como suelo urbano en la normas subsidiarias de planeamiento municipal, aprobadas definitivamente por la Comisión Provincial de Urbanismo de Lugo el 28-10-1994, que no reúnan los requisitos para ser considerados como suelo urbano consolidado en los terminos del apartado 1 de la presente ordenación provisional. En todo caso, se con

sideran incluidos en el suelo urbano no consolidado los terrenos que no reúnan la condición de solar en el momento de la iniciación del expediente de suspensión del planeamiento.

b) A los terrenos clasificados como suelo urbano en el ámbito del núcleo urbano de San Bartolo, lindante con el litoral, a los que resulta de aplicación la Ordenanza de espacio residencial abierto extensivo y que se reflejan en el plano de ordenación número 3.5 de las normas subsidiarias de planeamiento municipal, aprobadas definitivamente por la Comisión Provincial de Urbanismo de Lugo el 28-10-1994.

2.2. Condiciones específicas.

En este ámbito no se permiten nuevas edificaciones y solo se podrán ejecutar las obras de construcción amparadas en licencia urbanística otorgada con anterioridad al inicio del expediente de suspensión del planeamiento, siempre que sean conformes con el ordenamiento jurídico vigente en el momento de la concesión y no hayan transcurrido los plazos de caducidad de la licencia.

Se podrán autorizar las obras de conservación, de mejora o de reforma de las edificaciones existentes, sin aumentar el volumen edificado.

3. Suelo de núcleo rural.

3.1. Ámbito de aplicación.

El ámbito de aplicación de la presente ordenanza serán los núcleos rurales delimitados en el documento de las normas subsidiarias de planeamiento municipal, aprobadas definitivamente por la Comisión Provincial de Urbanismo de Lugo el 28-10-1994, cualquiera que sea la clasificación de suelo que estas les outorguen. En ningún caso resulta de aplicación esta ordenanza en el ámbito de las áreas de tolerancia exteriores a los núcleos delimitados.

3.2. Condiciones de edificación.

3.2.1. En los núcleos rurales delimitados que se encuentran, total o parcialmente, a menos de 500 m del límite interior de la ribera del mar -núcleos de Vilar, A Áspera, Viladaíde, Remior y As Cortiñas-, así como en aquellos terrenos de los núcleos rurales delimitados incluidos en los ámbitos de los espacios As Catedrais y Ría de Foz-Masma declarados como zonas de especial protección de los valores naturales por el Decreto 72/2004, no se permiten nuevas edificaciones y solo se podrán ejecutar las obras de construcción amparadas en licencia urbanística otorgada con anterioridad al inicio del expediente de suspensión del planeamiento, siempre que sean conformes con el ordenamiento jurídico vigente en el momento de la concesión y no hayan transcurrido los plazos de caducidad de la licencia. Se podrán autorizar las obras de conservación, de mejora o de reforma de las edificaciones existentes, sin aumentar el volumen edificado.

3.2.2. Para edificar en los terrenos incluidos en los ámbitos de los restantes núcleos rurales delimitados será de aplicación lo establecido en los artículos 24 a 29, 104 y 171 a 173 de la Ley 9/2002, de ordenación urbanística y protección del medio rural de Galicia,

modificada por la Ley 15/2004, de 29 de diciembre, con las siguientes particularidades:

a) Parcela mínima edificable: 600 metros cuadrados.

b) Frente mínimo de parcela: 12 metros.

c) Sólo serán edificables las parcelas con frente a la vía pública asfaltada existente con anterioridad a la entrada en vigor de la Ley 9/2002, de ordenación urbanística y protección del medio rural de Galicia.

No se permite la segregación o división de parcelas ni serán edificables las parcelas procedentes de segregaciones o divisiones realizadas después de la entrada en vigor de la Lei 15/2004, de modificación de la Ley de ordenación urbanística y protección del medio rural de Galicia.

d) La superficie total ocupada en planta por la edificación no podrá superar los 120 metros cuadrados.

e) Altura máxima: planta baja y una planta alta, con un máximo de 7 metros medidos en el centro de todas las fachadas, desde la rasante natural del terreno al arranque inferior de la vertiente de cubierta.

f) Tipología edificatoria: vivienda unifamiliar aislada.

g) Sólo se permitirá una vivienda en cada parcela.

h) La nueva edificación se deberá situar a una distancia inferior a 50 metros de otra vivienda existente con anterioridad a la entrada en vigor de la Ley 9/2002, de ordenación urbanística y protección del medio rural de Galicia.

3.3. Condiciones específicas para las edificaciones tradicionales.

En el supuesto de edificaciones tradicionales o de singular valor arquitectónico existentes en el ámbito de aplicación de esta ordenanza, se permitiran obras de conservación, restauración, rehabilitación y reconstrución siempre que no supongan variación de las características esenciales del edificio originario ni alteración del lugar, de su volumen ni de la tipología originaria, sin necesidad de cumplir las condiciones de edificación del apartado 3.2.

3.4. Usos.

El uso característico de las edificaciones será el de vivienda unifamiliar. Además, en las condiciones establecidas en el artículo 27 de la Ley 9/2002, de ordenación urbanística y protección del medio rural de Galicia, se permitiran los usos hosteleros, comerciales, artesanales, para oficinas, sociales, culturales, deportivos, religiosos, docentes, sanitarios, asistenciales y para garajes.

4. Suelo urbanizable.

4.1. En el ámbito de los planes parciales de la playa de Lóngara, en San Pedro de Benquerencia, así como del parque empresarial de A Espiñeira, aprobados definitivamente en fechas 25 de mayo de 2001 y 21 de marzo de 2002, respectivamente, resultan de aplicación las condiciones de uso y edificación contenidas en los documentos aprobados.

4.2. En los restantes terrenos clasificados por las normas subsidiarias de planeamiento municipal de Barreiros como suelo urbanizable será de aplicación la Ordenanza de suelo rústico de la presente ordenación provisional.

5. Suelo rústico.

5.1. Ámbito de aplicación.

Esta ordenanza será de aplicación:

-A los terrenos clasificados por las normas subsidiarias de planeamiento municipal de Barreiros, aprobadas definitivamente en fecha 28-10-1994, como suelo no urbanizable internuclear, así como el suelo no urbanizable especialmente protegido en cualquiera de sus categorías.

-A las áreas de tolerancia exteriores a los núcleos delimitados.

-A los terrenos clasificados como suelo urbanizable por las normas subsidiarias de planeamiento municipal de Barreiros, excepto en los ámbitos de los planes parciales de la playa de Lóngara, en San Pedro de Benquerencia, así como en el del parque empresarial de A Espiñeira, aprobados definitivamente en fechas 25 de mayo de 2001 y 21 de marzo de 2002.

5.2. Condiciones de uso y edificación.

Las condiciones de uso y edificación aplicables en el ámbito de la presente ordenanza serán las establecidas en los artículos 31 a 44 de la Ley 9/2002, de ordenación urbanística y protección del medio rural de Galicia, con la particularidad de que la ocupación máxima en planta de las nuevas edificaciones no podrá superar los 200 metros cuadrados, excepto las destinadas a explotaciones agropecuarias.

En el caso de edificaciones de carácter tradicional o de singular valor arquitectónico existentes en suelo rústico, será de aplicación el régimen establecido en el arículo 40 de la Ley 9/2002.

6. Zonas verdes y espacios libres públicos.

6.1. Ámbito de aplicación.

Comprende los terrenos calificados como zonas verdes o espacios libres en los planos de ordenación de las normas subsidiarias de planeamiento municipal de Barreiros, aprobadas definitivamente el 28-10-1994, o cualquier otro instrumento de planeamiento de desarrollo aprobado, así como las zonas verdes y espacios libres de dominio público existentes en el momento de la entrada en vigor de esta ordenación provisional, aunque no esten reflejados en los planos de ordenación.

6.2. Ordenación.

El único uso permitido es el de zona verde y espacio libre de uso y dominio público y las instalaciones apropiadas para la expansión y recreo de la población como son áreas de juegos al aire libre, plantación, ajardinamiento, lugares acondicionados para el descanso, quioscos de música, etc.

Las posibles construcciones que se realicen en cada zona verde no podrán ocupar más del 5% de la superficie del parque ni superar la altura máxima de 3 metros.

7. Equipamientos y dotaciones.

7.1. Ámbito de aplicación.

Comprende los terrenos calificados como equipamientos o dotaciones según los planos de ordenación de las normas subsidiarias de planeamiento o en cualquier otro instrumento de planeamiento de desarrollo

aprobado; así como los equipamientos y dotaciones públicas existentes en el momento de la entrada en vigor de esta ordenación provisional, aunque no esten reflejadas en los planos de ordenación.

7.2. Condiciones de uso.

Se podrán destinar a algúno de los siguientes usos: docente, deportivo, sanitario, asistencial, religioso, cultural o administrativo de titularidad pública.

7.3. Condiciones de edificación.

En las edificaciones existentes destinadas a equipamientos se permiten las obras de conservación, de mejora y de reforma que resulten necesarias para el uso al que esten destinados.

En el caso de nuevas edificaciones o ampliación de las existentes, serán de aplicación las siguientes condiciones de edificación:

a) Tipología: edificación aislada.

b) Parcela mínima: 300 metros cuadrados.

c) Frente mínimo de parcela: 12 metros.

d) Retranqueo mínimo: 3 metros a todo los lindes de la parcela.

e) Altura máxima: planta baja y una planta alta, con un máximo de 7 metros, en suelo de núcleo rural, y 10 metros de altura y bajo y dos plantas, en suelo urbano.

8. Sistema viario.

8.1. Ámbito de aplicación.

Será de aplicación:

a) A las carreteras de titularidad estatal, autonómica y local, incluidas sus zonas de afección.

b) Al sistema viario reflejado en los planos de ordenación de las normas subsidiarias de planeamiento municipal y en los planes de desarrollo aprobados que se mantienen en vigor.

8.2. Régimen de protección.

Será de aplicación lo establecido en el artículo 106 de la Ley 9/2002, de ordenación urbanística y protección del medio rural de Galicia, así como la legislación vigente en materia de carreteras.

En todo caso, se prohibe la apertura de nuevas vías, calles o caminos, así como la urbanización o la ampliación de los existentes, sin perjuicio de lo establecido en la legislación aplicable a las carreteras de titularidad estatal o autonómica.

Cuando se trate de terrenos clasificados como suelo rústico o no urbanizable, será de aplicación el régimen establecido para el suelo rústico de especial protección de infraestructuras que incluye el dominio público y los terrenos contiguos hasta la linea límite de edificación.

9. Edificaciones existentes.

9.1. Edificaciones en situación de fuera de ordenación.

Las edificaciones e instalaciones amparadas en la preceptiva licencia urbanística municipal que fueron otorgadas con anterioridad al inicio del expediente de suspensión del planeamiento, siempre que sean conformes con el ordenamento jurídico vigente en el momento de la concesión y resulten disconformes con esta ordenación provisional, quedarán sometidos al régimen de fuera de ordenación.

Dentro de la situación de fuera de ordenación, se distingue:

a) Las construcciones e instalaciones sólo parcialmente incompatibles con esta ordenación provisional: serán aquellas en las que la situación de fuera de ordenación es consecuencia únicamente de no ajustarse a las condiciones de parcela mínima, altura y número de plantas, superficie y volumen máximo edificables, distancias mínimas a lindes y ocupación permitida, según lo establecido en la presente ordenación provisional. En ellas se podrán autorizar obras de mejora o reforma, así como el cambio de uso siempre que se trate de un uso permitido en la correspondiente ordenanza. Sin embargo no caben obras de ampliación de la superficie construida según la licencia.

b) Las construcciones e instalaciones en situación de fuera de ordenación por total incompatibilidad con las determinaciones de la presente ordenación provisional: son todas las demás que no se ajustan a la presente ordenación provisional y no se pueden considerar incluidas en la anterior letra a). En estas construcciones e instalaciones sólo se pueden autorizar obras de simple conservación, manteniendo el uso existente.

9.2. Edificaciones ilegales.

En el caso de construcciones realizadas sin la preceptiva licencia urbanística municipal, sin ajustarse a las condiciones de la licencia, o con licencia anulada, se deberán adoptar las medidas necesarias para la plena restauración de la legalidad urbanística, según lo establecido en la Ley 9/2002, de ordenación urbanística y protección del medio rural de Galicia.

Si ya hubiese transcurrido el plazo para la acción de reposición de la legalidad urbanística, no se podrán realizar otras obras que las pequeñas reparaciones exigidas por razones de seguridad e higiene y, en ningún caso, las de consolidación, aumento del valor o modernización, ni cambio de uso.

En el caso de edificaciones ilegales en suelo rústico, se aplicará lo establecido en la disposición transitoria quinta de la Ley 9/2002, de ordenación urbanística y protección del medio rural de Galicia.

10. Expedientes en tramitación.

Las licencias y los procedemientos de aprobación de instrumentos de planeamiento y gestión urbanística en tramitación en el momento de la iniciación del expediente de suspensión de la vigencia de las normas subsidiarias de planeamiento de Barreiros, se deberán resolver de conformidad con la ordenación urbanística provisional establecida en este decreto.

Noticias de Barreiros