Tras los pasos de los viejos profesores, don José, doña Pepita y don Pascual

Tras los pasos de los viejos profesores, don José, doña Pepita y don Pascual

El CEIP de San Miguel de Reinante-Barreiros celebra su cincuenta aniversario

JOSE ALONSO
JOSÉ ALONSO 
BARREIROS / LA VOZ 

José Ferreiro, doña Pepita y Pascual Cigarrán son tres nombres propios que muchos vecinos de Barreiros guardan en el recuerdo y que este año, medio siglo después, recobran actualidad. Es así porque fueron los primeros maestros de la escuela agrupada de San Miguel. Fue en el curso 68/69, hace cincuenta años. Desde entonces por el centro han pasado promociones de estudiantes, personal docente y no docente y no pocas vicisitudes para llegar a la configuración actual. A lo largo del curso se celebrarán diferentes actividades para conmemorar los 50 años de vida del colegio barreirense.

Clara Rosa Álvarez Agudo llegó a San Miguel en el año 1995, procedente de A Coruña. Desde 2003 es la directora: «De cando cheguei quedamos Poli Álvarez Iglesias e mais eu. O resto do persoal foi renovándose, dende o conserxe ata o persoal de cociña. Agora somos quince mestres, dous deles itinerantes compartidos con outros centros, e hai 105 alumnos de infantil e primaria». La matrícula ha crecido. En 2003 el colegio tuvo 56 alumnos. Ahora casi duplica la cifra, pero todavía son grupos reducidos, con aulas de 12 a 15 estudiantes. Un privilegio, tal y como reconoce Clara Álvarez: «Hai anos chegamos a estar varios cursos agrupados nunha mesma aula, pero agora temos primaria desdobrada, con aulas de 12 a 15 nenos. É nesas circunstancias, cando non hai máis alumnos, cando o mestre pode sacar o mellor de si, porque temos un control moi exhaustivo e efectivo de cada cativo. Con grupos máis numerosos é difícil traballar así».

Son 50 años con altos y bajos en el centro, en el que la enseñanza ha cambiado mucho, como la edad de los alumnos, obligando a adaptar las instalaciones: «Antes, na EXB, había máis diferenza de idade. Despois tivemos que loitar moito para ter o parque infantil, facer programas novos de actividades, renovar a biblioteca...». La evolución de la EGB a primaria, competencias… y la ventaja de trabajar con grupos de alumnos reducidos: «Temos promocións moi boas. Non estamos descontentos, porque o alumnado mellora e constatamos que o que amosa unha boa evolución académica no centro mantena despois nos estudos superiores. Pero, loxicamente, non todos acadan ese nivel», apunta la directora.

El colegio inició su andadura en el curso 68/69, con tres profesores: José Ferreiro, doña Pepita y Pascual Cigarrán. «Eran os tres mestres nas escolas unitarias de San Miguel, de Benquerencia e Reinante, que se xuntaron na escola comarcal agrupada. Os nenos dos últimos cursos foron a estudar a San Miguel e completouse o traslado de todos no curso 71/72, cando en outubro todos os mestres das unitarias xa viñeron para aquí».

«A primeira unidade de párvulos empezou a funcionar en 1977 nos baixos das vivendas dos mestres, e alí estivo moios anos, porque non había sitio», continúa recordando Clara Álvarez.

Así fue cobrando forma en sus primeros años el colegio público de San Miguel de Reinante, ahora CEIP de San Miguel de Reinante-Barreiros.

Las actividades se sucederán a lo largo del curso, con el colofón final de una gran reunión

Para conmemorar el cincuenta aniversario del centro, a lo largo del curso se organizarán diferentes actividades. «Comezamos cun graffiti porque este verán pintaron todo o colexio e aproveitamos parte dos premios que recibimos o ano pasado no certame de cooperativismo para facelo. No graffiti representamos o ideario do colexio: un centro aberto, que intenta dar unha formación e educación integral, non só instrución académica, para preparar persoas autónomas, libres e felices… e así o intentamos plasmar no graffiti», señala la directora.

También se están contactando con exalumnos, exprofesores, con las primeras personas que trabajaron en el colegio, para preparar otras actividades.

«Porque o colofón final pretendemos que sexa unha grande xuntanza», explica Clara Álvarez. Un magosto y una exposición fotográfica, para lo que quieren involucrar a toda la comunidad educativa actual y pasada, para recabar el mayor número de imágenes posibles, son otros de los actos previstos.

Y en diciembre, editar un calendario con fotos antiguas y modernas del centro.

Sobre la marcha

También charlas, mesas redondas, una exposición de las noticias periodísticas en las que el centro ha sido protagonista, otra de antiguos útiles y artículos que se utilizaban en la enseñanza, enciclopedias y viejos libros, para que los alumnos aprecien la evolución del material educativo… Y el punto final que será una reunión de profesores, alumnos y padres.

«Todo está aí. Imos un pouco sobre a marcha», concluyó la directora del CEIP barreirense.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *