Archivo de la categoría: Benquerencia

Alternar playa y montaña sin salir de la provincia de Lugo este verano

Alternar playa y montaña sin salir de la provincia de Lugo este verano

Además de los kilométricos arenales de Barreiros, el interior ofrece ocio en familia

L. RODRÍGUEZ PEÑA X.M. PALACIOS
LUGO, VILALBA / LA VOZ 

El verano se abre paso y son muchos los que este año apuestan por descubrir los secretos que se esconden en los rincones más próximos. En el caso de Lugo, la oferta de ocio es diversa y al clásico tándem entre playa y montaña, se suman parajes naturales singulares, actividades para toda la familia y restaurantes en los que degustar un producto local de primera categoría. Puede que el covid-19 haya trastocado muchos planes de viaje, pero puede haberse convertido también en una oportunidad única para descubrir nuestros tesoros locales.

Desde O Vicedo hasta Ribadeo se extienden más de 100 kilómetros de costa, con enclaves tan emblemáticos como a Praia das Catedrais o Fuciño do Porco. Ambos lugares requieren de una reserva previa para poder acceder. El sistema ya funcionaba en As Catedrais con anterioridad, donde la Xunta habilitó el servicio para proteger el entorno delicado del litoral. En el caso del paseo entre acantilados de O Vicedo, la pandemia ha obligado a establecer medidas para garantizar que no hay aglomeraciones en los accesos.

Seguridad

En los más de 50 arenales que forman parte de la comarca de A Mariña, hay donde elegir si lo que se busca es mantener la distancia de seguridad respecto a otros bañistas. El conjunto de playas que se extienden desde San Bartolo hasta Lóngara (Remior, Benquerencia, Fontela), en el Concello de Barreiros, se funde cuando baja la marea y pasa a formar una línea de litoral sin interrupciones de casi cuatro kilómetros de longitud.

Otras playas que ofrecen metros de arena en los que despreocuparse de las aglomeraciones son Area, en Viveiro; Llas, en Foz; Xilloi, en O Vicedo; y Esteiro, en Ribadeo.

Un nuevo Hotel se está empezando a construir en San Pedro de Benquerencia ***

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Página del Hotel en Facebook

Castrillon Hernández Javi

Buenas tardes,
queremos presentar a todos ustedes nuestro nuevo proyecto!!! #Solarenahotelbistrôt
Está en fase inicial de construcción …os dejamos una foto y enlace para que aprecien el avance de la obra.
Queremos dar las gracias al maravilloso equipo de método crea con quien trabajamos desde el inicio ( diseño, interiorismo y obra)
Gracias por el apoyo que ya tenemos !!!!
Solarena Hotel Bistrot.
Seguramente reciban una invitación de nuestro Facebook, gracias
#solarenahotelbistrôt
Ariadna Rojas
Javi Castrillon Hernández
#métodocrea
[email protected]

Asi esta la finca de Don Alfredo do Maragato como si fuera una autentica Selva y pasa de limpiarla a pesar de las denuncias

Asi esta la finca de Don Alfredo do Maragato como si fuera una autentica Selva y pasa de limpiarla a pesar de las denuncias

Pues así estamos en Abelleira, el señor dueño de la finca de don Alfredo do Maragato, hace más de 2 años que se niega a limpiar su finca, con el pretexto de decir que es suyo y con su finca hace lo que le da la gana 👏🏻👏🏻👏🏻👏🏻 ya fuimos al ayuntamiento a dar parte de esta situación, estando el antiguo alcalde, de nuevo se volvieron unas cuantas veces con la nueva alcaldesa, se denunció varias veces al Seprona y si queremos, que no nos invadan nuestra casa, tenemos que limpiar, la orilla que limita la finca, para que no nos entre la selva en casa, con el miedo, de que dicho señor, encima nos denuncie a nosotros, porque es una propiedad privada, así funciona el sistema en este nuestro país.

Un entierro de urgencia crea un gran enfado en San Pedro de Benquerencia

Un entierro de urgencia crea un gran enfado en San Pedro de Benquerencia

DELEGACIÓN07 FEBRERO 2020 10:27 H.

BARREIROS BENQUERENCIA SAN PEDRO DE BARREIROS

Cementario de San Pedro de Benquerencia. AMA

Mucha gente cree que no se debió aceptar el sepelio de un vecino en un nicho de Cáritas para gente sin dinero, pero el Obispado aclara que se hizo por humanidad al no tener nicho el difunto

Una obra de caridad para unos o un acto de prepotencia para otros desembocó en una enorme polémica que envuelve desde hace tiempo la localidad de San Pedro de Benquerencia en el municipio de Barreiros. Llega todo a raíz de un suceso luctuoso, el fallecimiento por causas naturales de una persona que residía en dicha parroquia de forma intermitente. Se trataba de un ciudadano de origen marroquí que acabó por ser enterrado en un nicho del cementerio parroquial. Hasta ahí, nada de particular. El enredo llegó cuando el nicho elegido para el sepelio resultó ser uno que pertenecía a Cáritas parroquial, agrupación que ahora ya no existe oficialmente, aunque en su origen había sido costeado por los vecinos de Benquerencia pensando en que fuese ocupado por vecinos de dicho lugar que falleciesen sin dinero suficiente para abonar su propio nicho. Era por todos conocido que el difunto disfrutaba de una posición económica desahogada y esto es lo que enfadó a bastante gente.

La situación se fue tensando por la gestión que se hizo con respecto al nicho de Cáritas. Ahí las opiniones son completamente divergentes. Para el vecindario que critica que una persona con dinero suficiente ocupe un nicho destinado a gente desvalida se trata de un acto de prepotencia a lo que añaden que además se hizo sin consultar con nadie. Esto es algo que molesta particularmente por el origen de ese nicho: una colecta vecinal realizada hace muchos años cuyo fin último ven ahora traicionado.

Fuentes del Obispado de Mondoñedo-Ferrol consultadas por este diario lo ven de un modo totalmente diferente: explican que fue un acto humanitario. “Se decidió enterrar a esa persona en ese nicho en concreto como solución prácticamente de urgencia, porque creemos que todo el mundo comprende que en casos de gente que no vive habitualmente en un lugar y no se encuentra en una situación vital terminal no dispone de un nicho en ese sitio. Y este fue el caso”.

Mucha gente cree que no se debió aceptar el sepelio de un vecino en un nicho de Cáritas para gente sin dinero, pero el Obispado aclara que se hizo por humanidad al no tener nicho el difunto

Una obra de caridad para unos o un acto de prepotencia para otros desembocó en una enorme polémica que envuelve desde hace tiempo la localidad de San Pedro de Benquerencia en el municipio de Barreiros. Llega todo a raíz de un suceso luctuoso, el fallecimiento por causas naturales de una persona que residía en dicha parroquia de forma intermitente. Se trataba de un ciudadano de origen marroquí que acabó por ser enterrado en un nicho del cementerio parroquial. Hasta ahí, nada de particular. El enredo llegó cuando el nicho elegido para el sepelio resultó ser uno que pertenecía a Cáritas parroquial, agrupación que ahora ya no existe oficialmente, aunque en su origen había sido costeado por los vecinos de Benquerencia pensando en que fuese ocupado por vecinos de dicho lugar que falleciesen sin dinero suficiente para abonar su propio nicho. Era por todos conocido que el difunto disfrutaba de una posición económica desahogada y esto es lo que enfadó a bastante gente.

La situación se fue tensando por la gestión que se hizo con respecto al nicho de Cáritas. Ahí las opiniones son completamente divergentes. Para el vecindario que critica que una persona con dinero suficiente ocupe un nicho destinado a gente desvalida se trata de un acto de prepotencia a lo que añaden que además se hizo sin consultar con nadie. Esto es algo que molesta particularmente por el origen de ese nicho: una colecta vecinal realizada hace muchos años cuyo fin último ven ahora traicionado.

Fuentes del Obispado de Mondoñedo-Ferrol consultadas por este diario lo ven de un modo totalmente diferente: explican que fue un acto humanitario. “Se decidió enterrar a esa persona en ese nicho en concreto como solución prácticamente de urgencia, porque creemos que todo el mundo comprende que en casos de gente que no vive habitualmente en un lugar y no se encuentra en una situación vital terminal no dispone de un nicho en ese sitio. Y este fue el caso”.

Desde el Obispado apoyan sin fisuras la actuación del párroco de Benquerencia, José Boullosa, quien dicen que actuó solo guiado por la premura del tiempo para solucionar una situación y atendiendo una situación complicada. Además, aclaran que la pareja del hombre fallecido “inmediatamente hizo un abono para cubrir los costes del nicho de cara a un posible traslado del cuerpo en el futuro a otro lugar ya definitivo”, con lo que quieren aclarar muy bien a la gente de San Pedro de Benquerencia que “en ningún momento se dio ningún afán de apropiación indebida de un nicho pensado, efectivamente, para uso de Cáritas a gente en circunstancias económicas especiales” y recuerdan de nuevo que se trata de algo “que resarcieron inmediatamente con el fin de no causar ningún quebranto”.