Roban cinco teles, un portátil y una máquina en cuatro chalés de Barreiros

Roban cinco teles, un portátil y una máquina en cuatro chalés de Barreiros

Los efectos sustraídos en estas viviendas fueron tasados en casi dos mil euros

.
XAIME RAMALLAL
VIVEIRO / LA VOZ 

Los efectos sustraídos en la última tanda de robos ocurridos en chalés de Barreiros fueron valorados en cerca de dos mil euros. Tal como se adelantó ayer, las viviendas afectadas están situadas en Remior, cerca del antiguo matadero de pollos. Los propietarios viven habitualmente en Lugo y solamente utilizan estas casas durante el verano o para otros períodos vacacionales, por lo que una vez más, los cacos dispusieron de tiempo y tranquilidad para buscar la puerta o ventana de acceso, forzarlas y perpetrar el robo.

Una persona que se ocupa de cuidar los jardines fue el que se percató el miércoles de lo ocurrido. Creen que el robo se cometió entre las dos y media de la tarde del lunes y las seis de la tarde de ese mismo miércoles.

A una de las viviendas accedieron forzando una persiana y una vez dentro se apoderaron de un televisor valorado en unos 300 euros.

A otra entraron a través de una ventana, tras forzarla, sustrayendo una tele tasada en cerca de 500 euros, así como un ordenador portátil valorado en más de 500 euros, así como una máquina de hidrolimpieza. A la tercera vivienda accedieron por la puerta, que forzaron, llevándose dos televisores valorados en unos 400 euros y a la cuarta, por una ventana, robando otra tele valorada en unos 300 euros.

La tasación de los daños ocasionados en los cierres exteriores, así como en una puerta interior de una de las viviendas, que también fue forzada, no trascendió ayer.

La Guardia Civil investiga toda esta serie de robos en viviendas vacacionales de este municipio que se están produciendo en los últimos meses. En todos los casos se repite el mismo modus operandi, lo que hace suponer que se trata del mismo grupo de delincuentes. La existencia de un número amplio de viviendas deshabitadas y la escasez de medios humanos, que hace imposible llevar a cabo una vigilancia más estrecha colaboran a que esta situación se repita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *