Las constructoras ven prioritarias las autovías Lugo-Ourense, la de A Mariña y las de Monforte

Las constructoras ven prioritarias las autovías Lugo-Ourense, la de A Mariña y las de Monforte

Las grandes empresas consideran también necesarias obras de saneamiento y depuración en Sarria y Lemos

ROI FERNÁNDEZ

SUSO VARELA 
LUGO / LA VOZ 26/11/2017 05:00 H

Los lobbies influyen en las decisiones de los gobiernos, hasta el punto de que marcan pautas sobre qué caminos se deben de seguir con la idea de que las políticas serán tan buenas para sus intereses económicos como para los ciudadanos y las empresas. Si hay un grupo de presión que en los últimos años ha sugerido una batería de medidas de manera clara y sin esconderse, este ha sido el de las grandes constructoras, reunidas en la Seopan, la Asociación de Empresas Constructoras y Concesionarias de Infraestructuras. Este colectivo, junto con la asociación de ingeniería Sener, ha publicado un informe donde analizan las inversiones que consideran prioritarias para España. Es evidente que cuando lo presentan quieren incidir en el debate político de los presupuestos del Estado, a la vez que recuerdan que hay proyectos que o bien están paralizados y necesitan un impulso, o llevan un considerable retraso.

De las 814 actuaciones que proponen para España, para la provincia de Lugo señalan cuatro autovías y varias obras de depuración y saneamiento de aguas en seis concellos lucenses. Ninguna mención al ferrocarril en la provincia, ni a la línea a Lugo-Ourense, ni al tren Lugo-A Coruña, ni el ferrocarril de la costa. Para Seopan, en este ámbito, solo es prioritaria la línea Zamora-Ourense y los accesos ferroviarios a los puertos de A Coruña. Sí proponen mejoras de saneamiento y depuración de aguas en Sarria, Monforte, Chantada y A Mariña. Ya en el apartado de las carreteras, Seopan no menciona a la A-54, de Lugo a Santiago, porque considera que el Gobierno la califica de prioritaria y tiene los tramos pendientes en obras o a punto de adjudicar (Melide-Arzúa).

autovía A-54. Lugo-ourense

En fase de redacción siete tramos. Solo está en obras en A Barrela con el límite con Ourense. Seopan analiza los costes y beneficios sociales de siete tramos, todos con el proyecto de construcción en fase de redacción, y aunque arroja datos muy cercanos a casi descartar las obras, considera que la población servida, superando los 342.000 habitantes, haría necesaria su construcción. El tramo Guntín-Narón, de 8 kilómetros, tiene un ahorro de tiempo anual de 1,19 millones de euros, lo que la patronal de la construcción señala como el ahorro medio de los usuarios, en términos monetarios correspondientes al valor total de la infraestructura. La inversión estimada es de unos 77 millones. El trazado arranca en la A-54, atravesando terrenos de los municipios de Monterroso y Guntín y la N-547 hasta el núcleo de Valdeporrás, y luego hasta Camporredondo. En esta zona habrá un enlace de conexión con la N-540. La autovía cruza el Camino Francés en las cercanías del alto de Hospital y el valle del río Cornado, hasta llegar al núcleo de Narón.

El tramo Narón-Taboada, con una inversión estimada de 67 millones para los 12 kilómetros de trazado. Las propiedades colindantes no tendrán acceso directo a la futura autovía. A lo largo del trazado se prevén tres enlaces y varias estructuras de diferentes tipologías. El tramo Taboada-Enlace de Chantada Norte, de 9 kilómetros y una inversión de 52,5 millones y otros 8,5 de IVA, discurre muy cerca de la N-540. El tramo Chantada-Enlace de Barrela Norte, de unos 10 kilómetros y un coste que ronda los 53 millones, incluye dos encales, uno para coger la carretera Chantada-Lalín y otro en Chantada Norte. Luego ya quedarían los tres tramos pendientes en la provincia de Ourense, por Cambeo, y que incluye la variante de la ciudad de las Burgas.

A-74. san cibrao-barreiros

Tres tramos y muy incipiente. Este proyecto tiene como objetivo la construcción de una autovía que una San Cibrao, en Cervo, con Barreiros, lo que supondrá una alternativa a la carretera nacional N-642, que discurre por la costa y que se encuentra saturada de tráfico, especialmente en períodos vacacionales. Tendrá su origen en las proximidades de San Cibrao, donde enlazará con la Vía de Alta Capacidad de la Costa Norte, de la Xunta, y enlazará en Barreiros con la A-8. El tramo San Cibrao-Burela, 6 kilómetros, tiene la declaración de impacto ambiental aprobada pero está pendiente de licitar el proyecto de construcción. El tramo Foz-Burela, de 7 kilómetros, tiene pendiente la adjudicación del proyecto de construcción. Y el trazado entre Foz y Barreiros, de 11 kilómetros, tiene el proyecto constructivo en redacción. Para Seopan se trata de una vía rentable a nivel social y económico.

autovía A-76. Ponferrada, Monforte-Ourense

Prioritaria para los constructores. Es evidente que una vía que llega a los 125 kilómetros, atraviesa zonas de alta dificultad orográfica y su coste es multimillonario, es golosa para la patronal de los constructores, por ello califican esta autovía, que atraviesa tres provincias, como de prioritaria. La autovía tiene su origen en la conexión de la A-6 con la N-120 al noroeste de Toral de los Vados y finalizará al norte de Ourense. El trazado está dividido en 12 tramos, de los que la mitad atraviesan municipios del sur de Lugo. De los 12, dos tienen el proyecto terminado, uno está en fase de redacción de proyecto, en otro se acaba de licitar el proyecto (la circunvalación de Monforte) y el resto, hasta ocho, solo tienen el estudio informativo terminado. Seopan indica que el trazado, al ir próximo a la N-120, permitirá en algunas zonas desdoblar la actual nacional. La población servida por esta autovía, según la patronal de los constructores, alcanzaría los 820.000 habitantes.

A-72. monforte-chantada

En estudio informativo. Fomento publicó en el BOE de septiembre del 2014 el expediente de información pública y el estudio informativo de la autovía A-72 entre Monforte y Chantada. El presupuesto base de licitación asciende a 171 millones de euros para la ejecución de esta nueva autovía de casi 37 kilómetros. Se evita la afección al entorno de la de la Iglesia de Santo Estevo de Ribas do Miño, con un viaducto de 670 metros de longitud sobre el río Miño y un túnel doble de 1.488 metros. Esta autovía conectaría tanto la A-76 (Ourense-Ponferrada) como la A-56 (Lugo-Ourense). El trazado aprovecharía la actual vía rápida autonómica como una de las calzadas, para evitar en lo posible el impacto ambiental en el territorio. Señala el estudio que la población servida rondaría los 355.000 habitantes.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.