Las bellezas del motor toman Barreiros con la Concentración Retroclásicos

Las bellezas del motor toman Barreiros con la Concentración Retroclásicos

Imagen de la concentración. AMA
 Imagen de la concentración. AMA

La segunda edición de la concentración de coches históricos reunió a más de 70 vehículos de cuatro y dos ruedas

Los participantes, muchos venidos desde asturias y el interior de la provincia, realizaron una ruta por la antigua carretera de las playas.

Más de 110 participantes se dieron cita este domingo en la segunda edición de la Concentración Retroclásicos de coches y motos históricas que tuvo lugar en Barreiros. Los asistentes trasladaron más de 70 vehículos hasta el muncipio mariñano en una jornada de confraternidad con el aliciente de una pasión común.

La playa de San Bartolo fue el lugar escogido para realizar la recepción de automóviles, muchos de ellos llegados desde Asturias, aunque también del interior de la provincia y del Bierzo. “Tivemos xente de moitas partes, de Xixón, Melide, Palas, Lugo… Estamos moi satisfeitos porque é só a segunda edición e a resposta foi moi boa”, señaló Pedro Villar, uno de los organizadores del evento junto a Diego Vizoso.

 Se pudo disfrutar de auténticas reliquias de la automoción americana, como Pontiac, Buick o Chevrolet de los 70 y 80. Llamó mucho la atención un PTV del 55. Un coche pequeño, bajo y de estética cuidada que utiliza un motor de moto

Los participantes mostraron con orgullo sus vehículos, ataviados con las mejores galas para que el encuentro tuviese aun mayor estética clásica. La mayoría de los coches y motos participantes tienen más de 50 años de antigüedad, pero demuestran estar en plena forma, como deja claro el sonido nítido de sus motores, fruto del gran cuidado que le procesan sus dueños. Uno de los vehículos que más expectación levantó fue un PTV del 55, un coche pequeño con motor de moto y una estética muy elegante. En todo caso, los que se llevaron la palma fueron “os coches americanos, como Pontiac, Buick ou Chevrolet, porque teñen unha liñas moi bonitas e chaman moito a atención. Aquí tivemos varios dos anos 70 e 80”, explicaron desde la organización. En motos, la Sanglas 400 fue la reina indiscutible.

La jornada se completó con una comida de confraternidad en el restaurante Yenka y una ruta por la antigua carretera de las playas hasta As Catedrais, con vuelta a San Bartolo, donde se procedió a la entrega de premios.

SATISFACCIÓN. Desde la organización se mostraron muy satisfechos por cómo transcurrió la prueba y esperan que esta se convierta en un clásico del verano “e poder ter máis xente e máis coches o ano que ven. Grazas a colaboradores, como Chatarras y Metales Jorge o PVI Seguros foi posible este evento”, señalaron.

Regreso
Animada ruta de vuelta a Asturias, tras la jornada

Sin duda una de las imágenes de esta concentración de vehículos clásicos estuvo también en su despedida, ya que fueron muchos los que decidieron emprender ruta de vuelta a asturias de forma conjunta. Fueron muchos los curiosos que se quedaron sorprendidos al ver pasar a tanto coche antiguo, por lo que el camino de vuelta fue tranquilo y con varias paradas. Lo importante era llegar y aprovechar al máximo los últimos coletazos de un día para el recuerdo.

Éxito
La jornada fue todo un éxito, como demuestra el hecho de que se llegó al cupo máximo de vehículos previsto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.