El barreirense que huyó de un control recorrió 100 kilómetros y pilotó a la inversa

El barreirense que huyó de un control recorrió 100 kilómetros y pilotó a la inversa

Se trata de un vecino de San Miguel con antecedentes. Sobre él pesa una orden de localización, detención e imputación

Un barreirense, H.T.F., de 24 años de edad, y con antecendentes, que, tal y como avanzó este jueves este periódico, huyó de un puesto de vigilancia la noche del martes en la localidad barreirense, recorrió al menos cien kilómetros en su huida de la Guardia Civil. Se le imputa un delito de conducción temeraria “con manifiesto desprecio hacia la vida de los demás” por haberse saltado varias señales de tráfico, por haber invadido el carril contrario en numerosas curvas y llegar incluso a circular en sentido contrario por algunos tramos.

Los agentes instalaron un puesto de vigilancia de seguridad ciudadana en el kilómetro 570 de la N-634. Vieron acercarse a gran velocidad, en un tramo limitado a 50, al conductor de un utilitario, al que intentaron parar. Más tarde, pudieron ver quién conducía, en una zona iluminada y comprobaron que se trataba de un vecino de San Miguel con antecedentes.

La patrulla le siguió y él aumentó la marcha saltándose stops y cambiando de dirección a placer. Accedió a la N-634 primero hacia Foz y luego de Ferreira a Lourenzá, para volver a San Cosme hasta tomar la Autovía del Cantábrico (A-8). En ese momento, se pidió el apoyo de la Guardia Civil de Asturias. Salió en el kilómetro 595 hacia la AS23 en dirección Tapia, donde los agentes detuvieron la persecución por el riesgo para los vecinos en una zona poblada. Era casi la una y media de la madrugada. En Vegadeo le siguieron otros agentes pero también huyó.

Al cierre de esta edición, sobre el barreirense pesaba una orden de localización, detención e imputación. Podría afrontar cárcel y la retirada del permiso de circulación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.