Archivo de la categoría: Sucesos

Aparece muerto en la cama de su dormitorio en Barreiros un hombre de 40 años

Aparece muerto en la cama de su dormitorio en Barreiros un hombre de 40 años

El suceso causó gran pesar en el municipio, donde era una persona conocida

XAIME RAMALLAL
BARREIROS / LA VOZ 

Pesar y consternación en el municipio de Barreiros tras conocerse este jueves la muerte de un vecino, de 40 años de edad. Según las informaciones recabadas por este diario, J.A.G.C., apareció sin vida en el dormitorio de la casa en la que, según varias fuentes, vivía con su madre, en la parroquia de Benquerencia. Ayer se desconocían las causas del fallecimiento del hombre que, según pudo saber La Voz, era una persona conocida en Benquerencia y en buena parte del municipio. Entre otras ocupaciones, en alguna época llegó a trabajar para el Concello, en el departamento de Obras, según confirmaron otras fuentes.

Otro perro de raza peligrosa muerde a una viandante en un pueblo de Barreiros

Otro perro de raza peligrosa muerde a una viandante en un pueblo de Barreiros

Un ejemplar de american stafford

La persona herida paseaba con su can, un ratonero bodeguero, cuando un american stafford salió de un finca y la atacó en la rodilla

En Barreiros, donde recientemente un pitbull que se escapó de una finca había matado a otro can, se ha vuelto a registrar otro incidente similar. La Guardia Civil imputó este miércoles, en calidad de investigada, a una vecina de Benquerencia, de unos 46 años de edad, por un supuesto delito de lesiones por imprudencia, ya que su cánido, potencialmente peligroso, atacó y mordió a una viandante.

La víctima del ataque aportó un parte médico y las diligencias han sido trasladadas al juzgado número 2 de Mondoñedo. Los hechos habrían ocurrido el pasado fin de semana, en una aldea de la parroquia barreirense de Benquerencia.

Una mujer se encontraba paseando con su perro, un ratonero bodeguero, cuando, en una zona muy transitada por paseantes, salió libremente de una finca un american stafford, tal y como relatan fuentes cercanas a la víctima. Al parecer, la perra, considerada de raza peligrosa, iba a atacar a la también hembra de la raza bodeguero y para evitar el presunto enfrentamiento, su dueña sujetó en brazos al cánido.

El american stafford le trabó entonces la rodilla a la mujer pero apenas le ocasionó unas leves heridas, en parte tal vez debido al hecho de que la víctima de este ataque es veterinaria y supo mantener la calma. Todavía sangrando, llegó a su vivienda y comenzó un periplo por los servicios de atención sanitaria, ya que, aconsejada, al parecer por el 112, acudió con un familiar al centro de salud de Foz. Sin recibir ninguna cura, la enviaron al Punto de Atención Continuada de Ribadeo, donde según los afectados, no la quisieron atender por disponer de tarjeta de desplazada.

Finalmente se curó las heridas en su casa -le preocupaban más bien posibles infecciones- y al día siguiente acudió a su centro de salud de referencia en Asturias.

La víctima de la mordedura, como veterinaria que es, le resta importancia a lo sucedido y se muestra comprensiva con los hechos, pero la Guardia Civil inició las obligadas diligencias.

Hubo testigos que aseguran que al poco de suceder el presunto ataque, cuando llegó la patrulla, el can que supuestamente mordió a la viandante estaba ya con un bozal colocado y también atado.

Aunque la persona afectada no quiere darle mayor importancia a lo sucedido, a los vecinos sí les parece correcto que la Guardia Civil y el juzgado actúen para que los dueños de mascotas sean más responsables.

Son varios los barreirenses que critican el hecho de que en esta zona de Benquerencia, donde se registró el ataque, haya al menos tres fincas abiertas con los canes sueltos, entre ellos un mastín, pese a que es una área por la que pasean con frecuencia muchos vecinos, la mayoría, de avanzada edad.

La víctima es veterinaria y tal vez su experiencia y templanza evitaron que el ataque fuese más grave

Algunos creen que pudo haber sido peor, en el caso de que la american stafford u otro de los que al parecer están sueltos hubiese atacado a un anciano, en lugar de a una persona joven y con experiencia por su profesión de veterinaria y por tener mascota.

Las normativas son claras en este sentido y obligan a atar los canes en lugares públicos -adaptando correas y bozales a cada raza en función de su peligrosidad-. Y requieren de los dueños la suficiente responsabilidad para evitar que ocasionen daños a terceros.

El incidente ocurre apenas unos días después de que también en la costa barreirense otro can de raza peligrosa, un pitbull terrier, se escapara de la finca y le causara la muerte a otro cánido.