Archivo de la categoría: Rias Altas

El restaurante Rías Altas de Barreiros gana el premio al mejor cachopo de España

El restaurante Rías Altas de Barreiros gana el premio al mejor cachopo de EspañaNo hay ninguna descripción de la foto disponible.

Puede ser una imagen de 1 persona, comida e interior Tamara Rubiños y su madre, Felisa Varela. EP
Las cocineras del establecimiento se imponen entre 150 participantes con un plato cien por cien gallego y presentado como una empanada

El premio al mejor cachopo de España tiene sabor mariñano, el del restaurante Rías Altas de Barreiros, que se hizo con el galardón este miércoles en Oviedo, donde se celebra un certamen al que decidieron presentarse por primera vez las cocineras Felisa Varela y su hija, Tamara Rubiños, “aínda que parte do mérito tamén é do meu pai, que axudou a mazar a carne!”, asevera la joven, que no pudo contener las lágrimas de emoción el escuchar el nombre de su local como ganador.

No es para menos, puesPuede ser una imagen de comida e interior es un certamen exigente al que este año se presentaron 150 participantes. El covid obligó a dividir el certamen en tres días, correspondiendo el primero a los restaurantes asturianos, por el elevado número que se presenta, al igual que Madrid, que compitió este miércoles. El martes se reservó para el resto de España, que fue el día que se desplazaron Tamara y su progenitora.Puede ser una imagen de 2 personas y personas de pie

De cada uno de los tres apartados se clasifican cinco, con lo que estar en los quince primeros es ya de nota, pero arrasar es de matrícula. La victoria se conoce coincidiendo con la entrega del premio, por lo que la emoción está al límite. “Estamos moi contentas”, asevera Rubiños, al poco de conocerse ganadora con una elaboración “cen por cen galega e que presentamos como un cachopo primo irmán”. La carne, solomillo de la certificación Ternera Galega Suprema, cortado en redondo de unos 28 centímetros de diámetro y relleno de jamón de porco celta de la carnicería Hermelino de O Valadouro y acompañado por tres quesos: san simón ahumado de Lorán, cortes de muar de Chantada y galmesano.Puede ser una imagen de 3 personas, personas de pie e interior

Un relleno que no es el habitual del que sirven en el local, pero sí la tradicional forma redonda, y del que sacaron la idea de presentarlo como una empanada, por lo que lo envolvieron en papel de estraza, adornando con unas espigas imitando al trigo. Otro guiño local fue que acompañaron el plato con un ‘boliño’ de pan de Mondoñedo vaciado y relleno de patatas fritasPuede ser una imagen de texto

PUBLICIDAD

Una combinación que convenció al jurado y que anima a seguir en un negocio que se ha visto resentido en estos últimos meses, “aínda que nós non nos podemos queixar porque abrimos cando nos deixaron e seguimos aí e o certo é que temos unha clientela marabillosa“, explica Tamara, responsable ahora del local que sus progenitores abrieron en 1994, del que su padre ya está jubilado y en el que su madre sigue al frente de los fogones.Puede ser una imagen de 6 personas, personas de pie e interior “Eu estou ao seu carón aprendendo, pero o amor que ten miña nai pola cociña é inmenso”, afirma Tamara, quien está muy contenta de poder trabajar junto a su familia, a pesar de que “ás veces xera algo de estrés”, cuenta.

Este es el secreto del mejor cachopo de España, que se cocina en Barreiros

MARÍA CUADRADOBARREIROS / LA VOZ

BARREIROS

Xaime Ramallal

El Restaurante Rías Altas apostó por una receta innovadora y productos locales

06 jun 2021 . Actualizado a las 10:03 h.

Aunque el cachopo es uno de los platos más valorados en la gastronomía astur, el mejor de España es su primo hermano y se cocina en el Hotel Restaurante Rías Altas, en Barreiros, en A Mariña lucense. Así lo decidió el jurado del certamen anual que promueve La Guía del Cachopo, que en días pasados congregó en el Balneario de Las Caldas, en Oviedo, a chefs y ayudantes de restaurantes principalmente de toda España -aunque también de otros países- dispuestos a alzarse con el galardón.

Del total de presentados, en torno a setenta pasaron a la fase final y la distinción acabó a pocos kilómetros de la frontera entre Galicia y Asturias, en un restaurante en el que próximamente la receta ganadora del cachopo formará parte de la carta. De momento no tiene nombre oficial, pero esta duda se despejará en cuestión de días.

La propietaria del complejo hostelero barreirense, Tamara Rubiños, reconoce que el cachopo es un plato que siempre se preparó en los negocios que regentaron desde hace casi tres décadas sus padres. Actualmente, en el Rías Altas se sirve el cachopo clásico y el cachopo especial de la casa. No obstante, la receta ganadora en el concurso es diferente. Creada para la ocasión, es innovadora pero a la vez elaborada con la garantía de que los alimentos empleados son de calidad suprema.

Moncho Rubiños, Tamara Rubiños y Felisa Varela, con el título que los acredita como ganadores del certamen organizado por La Guía del Cachopo

Con la misma técnica de elaboración, se variaron los ingredientes, explica Tamara. Para esa ocasión se optó por usar jamón de Porco Celta (de Hermelino, O Valadouro) y carne de solomillo de Ternera Gallega adquirida en establecimientos de la comarca. Se adaptó la combinación de quesos empleando un San Simón ahumado de Lorán (vendido por Casa Chao), un Mimosa de Cortes de Muar (Silleda) y Galmesano, de Arzúa.

«Completouse con ovos da casa, fariña de trigo e empanado con panko», explica la hostelera Tamara Rubiños, que acudió el pasado martes junto a su madre y cocinera, Felisa Varela, al balneario. El 1 se enfrentaron a los fogones y al día siguiente conocían el fallo del jurado. El tercer protagonista en la elaboración fue Moncho Rubiños, encargado de filetear, de preparar y de darle su toque especial a la carne. Los ganadores supieron a posteriori que lo que había conquistado al jurado había sido la especial combinación de sabores.

«Nunca antes fixeramos esa receita, nen sequera para probar», reitera Tamara, que asegura que el cachopo que presentaron tenía más sorpresas. Fue todo un homenaje a la empanada y al pan de Mondoñedo, ya que se presentó con una bolita de pan como las que coronan las empanadas, sobre hoja de berza gallega como las usadas en los hornos de piedra y con su envoltorio tradicional. Las patatas que lo acompañaban, en un bollo de pan de Mondoñedo.Puede ser una imagen de comida e interior

El mejor cachopo de España, siguiendo la receta del Rías Altas

La hostelera, que hace gala en su negocio y fuera del mismo a la hora de promocionar las razas autóctonas de Galicia y de todos y cada uno de los artículos de productores locales y de proximidad, cree que «é moi importante crear unha rede de produtores locais. Axudarnos os uns aos outros». Lo sentencia esta embajadora de la gastronomía tradicional, que humildemente reconoce que era la primera vez que se presentaban al certamen y que lo hicieron sin pensar en si ganarían o no.

«Este premio véxoo como un recoñecemento a todo canto traballaron meus pais, que levan co negocio desde 1994 e anteriormente tiveron un bodegón en Burela. É un recoñecemento a unha traxectoria, que é toda unha vida, e o premio recoñece un plato que representa a este negocio», reconoce la hostelera mariñana, que asegura que con lo que más disfrutó tras conocer la noticia del premio fue al poder compartirla con sus compañeros de trabajo.