Archivo de la categoría: As Catedrais

Una reunión pondrá sobre la mesa algunas restricciones en As Catedrais tras el accidente

Una reunión pondrá sobre la mesa algunas restricciones en As Catedrais tras el accidente

Un grupo de turistas, delante de una de las cuevas de la playa donde se prohíbe el acceso. JOSÉ Mª ÁLVEZ
 Un grupo de turistas, delante de una de las cuevas de la playa donde se prohíbe el acceso. JOSÉ Mª ÁLVEZ

Costas y Concello mantienen un conflicto larvado con la Xunta por las competencias de la playa

La playa ribadense de As Catedrais se reabrió este lunes sin ningún problema y unas 600 personas pasaron por el arenal, muchas de ellas desconocedoras de lo que había pasado el sábado. La jornada fue muy tranquila en el enclave pero no a nivel de despachos, donde se inició un conflicto de competencias que había permanecido larvado desde el sábado porque lo primero de todo era prestar atención a los familiares de la víctima, Irene Baladrón, que tras ser incinerada en Lugo su familia trasladó sus restos ya a Laguna de Duero, en Valladolid.

Sobre la arena y las rocas de la playa apenas comentarios de lo que había sucedido el pasado sábado y muchos visitantes de Asturias, País Vasco o Portugal, aunque casi todos los recovecos que conforman la playa de As Catedrais permanecían cerrados con cintas para que la gente no pudiese acceder a su interior.

En los despachos se preparaba una reunión que se celebrará este martes de la que seguramente saldrán algunas propuestas de restricciones de las visitas a distintas zonas de la playa. Además, en ella podrían salir a flote grandes diferencias surgidas ayer en torno a las competencias en la playa. Unas diferencias que enfrentaron, aunque no públicamente, a la Xunta con Costas y el Concello.

La conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato, afirmó que las competencias de su departamento en la playa se limitan a establecer cuánta gente puede visitar la playa, las 4.812 personas al día, pero que una vez en la playa la seguridad y la atención sanitaria son una cuestión que depende exclusivamente de la Dirección General de Costas y del Ayuntamiento de Ribadeo a nivel de señalización. Ninguna de esas entidades se quiso pronunciar ayer al respecto.

Beatriz Mato asumió para la Xunta la única competencia del control de acceso a la playa en verano y Semana Santa

La conselleira de Medio Ambiente salió este lunes al paso de algunas declaraciones realizadas por diversos geólogos, como el catedrático de Geografía Física de la USC Pérez Alberti, quien aseguró a Europa Press que se había advertido expresamente a la Xunta del peligro de la playa de As Catedrais por la naturaleza inestable de sus acantilados. Beatriz Mato lo desmintió totalmente y asegura que «ninguén» hizo ninguna advertencia y que en el plan de gestión ambiental del arenal de 2015 se indicaba que era necesario realizar análisis del estado del arenal cada cinco años, pero que ellos se adelantaron y realizaron uno en septiembre de 2017.

Aún así, adelantó que a raíz de lo sucedido «pedimos un informe complementario á Universidade de A Coruña, e non xa de xeólogos, senón de enxeñeiros de Camiños que presentaremos tanto á Dirección Xeral de Costas como ao Concello de Ribadeo para que o teñan en conta».

La Sociedade Galega de Historia Natural avisó por escrito a la Xunta en octubre de 2014 del peligro en As Catedrais

Mientras la conselleira hacía esas declaraciones, la Sociedade Galega de Historia Natural hizo público un documento que entró en la Xunta por Registro el 10 de octubre de 2014 en el que advertía de lo que estaba sucediendo en el que sus geólogos indicaban cuestiones como esta: “Como consecuencia da dinámica climática global e dos propios procesos evolutivos dos materiais xeolóxicos, detectáronse nos últimos anos caídas de pedras provenientes dos arcos e columnas pétreas, a estabilidade das cales podería estar comprometida”. También hicieron ver que el hecho de que un espacio como la playa se incluya en el Dominio Público Martítimo Terrestre, dependiente de Costas, pero en este caso gestionado por la Xunta “plantexa un conflito competencial non abordado que carece dunha mínima análise xurídica”.

En referencia al plan elaborado por la Xunta, la Sociedad Galega de Historia Natural, explican que con respecto a los elementos más identificativos del arenal, sus arcos, dicho plan tenía también deficiencias importantes: “A singularidade destes elementos e a súa preservación a curto ou medio prazo debe pasar por unha análise sobre a estabilidade dos distintos elementos, identificando os problemas que inciden sobre eles, os posibles riscos, os efectos que poderían repercutir no uso público do espazo, e as medidas concretas para asegurar a súa preservación e estabilidade”. Reclamaban igualmente menor cantidad de gente visitando la playa de la finalmente establecida de 4.812 personas y estudios más frecuentes de la evolución geológica del enclave.

Viendo la siguiente foto, no me extraña que pasara lo que paso, ya que se puede ver que las piedras están completamente sueltas

“Nos cayeron varias piedras a un metro un poco antes y avisamos del peligro”La imagen puede contener: exterior y naturaleza

 Existe riesgo de más desprendimientos en la playa. JOSÉ Mª ALVEZ

Un matrimonio relata que solo unos minutos antes hubo un desprendimiento junto a ellos y sus hijas de tres y un año de edad ►El catedrático de la USC Pérez Alberti asegura que ya se había advertido a la Xunta de que el riesgo de algo así era muy elevado

La sucesión de temporales que están afectando a la comarca de A Mariña desde hace meses parece haber hecho mella en el estado de los delicados acantilados de As Catedrais. Este mismo sábado una mujer relataba cómo ella, su marido y sus hijas de tres y un año de edad estuvieron a punto de sufrir un accidente similar al de la joven pucelana.

La mujer relató que las piedras cayeron a tan solo un metro de sus dos hijas. Enseguida lo puso en conocimiento del personal de la Xunta, que le aseguró que comunicaría lo sucedido, “pero no me ha hecho demasiado caso”, dijo.

Añadió que solo un poco después, aún en la playa, vio lo sucedido a Irene Valadrón y sufrió un ataque de nervios por el que tuvo que ser ayudada a salir de la playa.

HUBO VARIOS AVISOS DEL PELIGRO SERIO DE DESPRENDIMIENTOS

Algunos especialistas en geología recordaron que lo sucedido este sábado no era nada extraño y que, de hecho, ellos mismos habían advertido a la Xunta de que los desprendimientos son un riesgo muy alto en la playa de As Catedrais. Uno de los más destacados en pronunciarse, en declaraciones a Europa Press, fue el catedrático de Geografía Física de la Universidade de Santiago de Compostela, Augusto Pérez Alberti, quien aseguró que “la Xunta tendría que haber escuchado a los investigadores. No se puede decir que no se había avisado”.

En declaraciones a dicha agencia Pérez Alberti afirmó lamentar “muchísimo” el fallecimiento de la joven y aseguró que bajo su punto de vista “era algo previsible, yo llevo diciendo mucho tiempo que las visitas a zonas de acantilados tienen que estar mucho más reguladas y que me parecía un error que tanta gente pudiera acceder a la zona de As Catedrais, porque es un espacio reducido y con cuevas”, explicó.

El catedrático sostiene que el cupo de 4.812 personas diarias es excesivo y que debería reducirse, estimando que “hasta 800 serían muchos” porque “los acantilados no tienen ritmos estables, son aleatorios e inestables, pueden pasar temporadas largas estables, pero en determinado momento, se caen” y cita periodos de lluvias que provocan movimientos en masa.

VIDAL ROMANÍ. Quien también se había pronunciado hace tiempo de modo parecido aunque no tan tajante a este mismo diario fue el geólogo del Instituto de Geología Isidro Parga Pondal, Juan Ramón Vidal Romaní, quien había advertido de la necesidad de revisar los acantilados porque era consciente de que los desprendimientos iban a suceder “y contra la erosión del mar no se puede hacer nada”.

Concretamente, indicó que en el arenal ribadense “habría que elaborar un estudio geotécnico de detalle al menos cada cinco años a lo largo de las paredes visitables por las variaciones que sufre ese enclave”.

La familia de la joven fallecida en As Catedrais viaja a Lugo

La familia de la joven fallecida en As Catedrais viaja a Lugo

Un agente precinta la zona en donde ocurrió el fatal suceso. JOSÉ Mª ÁLVEZ
 Un agente precinta la zona en donde ocurrió el fatal suceso. JOSÉ Mª ÁLVEZ

El cuerpo de la vallisoletana ha sido trasladado al Hula ►El alcalde de Ribadeo, Fernando Suárez, expresa su pesar por el accidente

El cuerpo de la joven de 25 años fallecida este sábado en la Praia das Catedrais a consecuencia del desprendimiento de una roca ha sido trasladado al Hospital Lucus Augusti (Hula) de la capital lucense, donde en la mañana del domingo está previsto que se realice la autopsia.

De ello ha informado en la tarde de este sábado en declaraciones a los medios el alcalde de Ribadeo, Fernando Suárez, que ha expresado su pesar por el accidente y ha indicado que el consistorio que dirige mantiene contacto con la familia de la fallecida, que este fin de semana se encontraba en Alemania y que ya se han desplazado a Galicia.

La joven, de 25 años de edad y natural de Valladolid, se encontraba pasando las vacaciones de Semana Santa junto a su pareja en Galicia. El fatal accidente ocurrió en torno a las 13,00 horas en el interior de una de las cuevas del arenal, que en la mañana de este sábado registraba gran afluencia de visitantes coincidiendo con la bajamar.

El regidor ha lamentado que, pese a que en las inmediaciones de la playa había “algunos médicos” que se acercaron a tratar de reanimar a la víctima y que los servicios de emergencia acudieron “con mucha celeridad” al lugar, no se pudiese hacer nada por la vida de la joven, que falleció en el acto a consecuencia de un traumatismo craneoencefálico severo.

El cuerpo de la mujer ha sido trasladado al Hospital Lucus Augusti de Lugo, donde en la mañana de este domingo está previsto que se le practique la autopsia.

CONTACTO CON LA FAMILIA. El alcalde de Ribadeo ha trasladado su pésame a la pareja y los familiares de la joven, que este fin de semana estaban de viaje fuera del país.

La Praia das Catedrais permanece cerrada al público desde el momento del accidente y la pleamar hace que no se pueda acceder al punto donde ocurrió el accidente. Será en la mañana del domingo cuando técnicos de la Xunta y la Guardia Civil realicen una inspección en el lugar de los hechos.

El arenal, considerado como un monumento natural, también permanecerá cerrado al público en la jornada del domingo. Este suceso se produce en la primera semana de la temporada de control de acceso a As Catedrais, arenal al que solo se puede acceder con una autorización que debe tramitarse a través de Internet.

Este plan, aprobado por el Gobierno gallego en junio de 2015, fue activado por la Xunta durante la Semana Santa de 2016 y establece una afluencia máxima de 4.812 personas diarias en temporada alta, es decir, tanto en Semana Santa como en verano.

Fallece una mujer en un accidente en la playa ribadense de As Catedrais

Fallece una mujer en un accidente en la playa ribadense de As Catedrais

El suceso se registró este mediodía cuando la joven, de unos 25 años y vecina de Valladolid, visitaba el arenal

.
PEPA LOSADA
VIVEIRO / LA VOZ 

Una joven de unos 25 años y natural de Valladolid falleció este mediodía cuando visitaba la playa ribadense de As Catedrais. Al parecer, la mujer, que estaba junto a una de las cuevas, recibió un fuerte impacto provocado, según varias fuentes, por la caída de una piedra, lo que le provocó un traumatismo craneoencefálico severo, según confirmaron fuentes oficiales del 061. Hasta el lugar se desplazaron en un primer momento una ambulancia y también agentes de la Guardia Civil. El suceso se registró en una mañana en la que la playa recibe a bastantes visitantes.

As Catedrais vuelve a tirar de autobuses

As Catedrais vuelve a tirar de autobuses

Gente esperando para salir de la playa de As Catedrais. J.Mª. ALVEZ
 Gente esperando para salir de la playa de As Catedrais. J.Mª. ALVEZ

Dos empresas llevarán visitantes a la playa de Ribadeo durante Semana Santa

Las empresas Autos Morán y Autocares Rodríguez Domínguez pondrán de nuevo en funcionamiento de forma temporal el servicio de transporte de viajeros para acercar a los turistas que quieran visitar la playa de As Catedrais desde los municipios de Ribadeo, Barreiros y Foz.

Será durante el periodo de las vacaciones de Semana Santa, concretamente entre el viernes 23 de marzo y el lunes 2 de abril.

Los viajes en bus a As Catedrais cuentan con una gran demanda

Se realizarán diariamente ocho viajes, cuatro con salida desde la estación de autobuses de Ribadeo y cuatro desde la de Foz. Las paradas de este servicio de transporte se realizarán en la estación ribadense, As Catedrais, San Miguel de Reinante, Barreiros, A Espiñeira de Foz y la estación focense.

Los horarios variarán cada jornada en función de los de las mareas bajas para poder disfrutar de la playa. Dichos horarios ya están disponibles en la página web morangrupo.es y en el facebook @morangrupo. Como desde hace dos años, para visitar este espacio natural hay que realizar una reserva  web ascatedrais.xunta.gal.

El mar desnuda la playa de As Catedrais

El mar desnuda la playa de As Catedrais

Los temporales han alterado el paisaje en muchos arenales de la costa lucenseLa imagen puede contener: exterior, naturaleza y agua

JOSE ALONSO (As Catedrais desnudas por el mar Enero de 2018)
RIBADEO / LA VOZ 

Con los temporales de las últimas semanas, en una dinámica natural periódica, el mar ha vuelto a mover y retirar millones de toneladas de arena a lo largo de la costa. Playas como la de Arealonga, en Barreiros, se ha convertido en un pedregal. Y esta es la imagen que presenta estos días As Catedrais, con el rellano final del acceso colgando literalmente del aire, y los peñascos y cantos rodados asomando. Esta parte de la playa desnuda sin arena, lo que se aprecia también en otros puntos de As Catedrais. foto josé alonso.

As Catedrais, insólita playa sin arena

Los temporales dejan a la vista buena parte de su lecho de piedras y cantos rodadosLa imagen puede contener: una o varias personas, océano, exterior, naturaleza y agua

PEPA LOSADA (As Catedrais desnudas por el mar Enero de 2018)
JOSÉ ALONSO 
RIBADEO / LA VOZ 

La playa de As Catedrais, en Ribadeo, muda otra de sus pieles de serpiente y muestra estos días otra de sus caras, más ruda pero por inhabitual no menos hermosa, la que asoma cuando se suceden grandes temporales y el mar retira miles de toneladas de arena, dejando a la vista el lecho rocoso y un manto de cantos rodados.

La playa de As Catedrais más íntima, lejos de las avalanchas de turistas del verano, es también estos días un espectáculo, suscitando todo tipo de comentarios, de la sorpresa al elogio. Es un escenario efímero, porque con el paso de las semanas el mar, el mismo que la desnuda estos días, volverá a vestirla con un manto de arena, con un ritual que se repite desde hace miles de años.

Hoy, el rellano final del acceso a la playa cuelga literalmente del aire. Esa es la zona donde se aprecia con más nitidez el efecto de los temporales. A lo largo del arenal, las piedras asoman como largas costras en la piel. En algunos pasillos y cuevas se acumulan los cantos, pero la zona de los arcos, la más popular y fotografiada, a pesar de la gran cantidad de arena perdida, conserva su imagen habitual.

En un día de lluvia, con el mar golpeando, sobrecoge la aparente fragilidad de la playa. Como una advertencia, el promontorio más próximo al acceso luce en lo alto el desgarro que tuvo hace pocos años, un desprendimiento con el que cayó a la playa gran cantidad de tierra y piedras. No lo provocó el mar. Fue la lluvia y el viento. Los últimos estudios de geólogos apuntan que el mayor riesgo para la conservación de As Catedrais no está en las mareas y en los temporales, sino en la erosión por las aguas de escorrentía, la infiltración de la lluvia en las rocas, derrumbamientos del acantilado… y el efecto del hombre.

La playa, uno de los grandes iconos turísticos de Galicia, a merced del tiempo, del mar y del ser humano, sigue siendo un escenario cambiante. Estos días, le toca al mar hacer su obra. «Isto é algo da dinámica natural das correntes. É cíclico; o mar todo o que leva volve repoñelo. Non hai ningunha dúbida de que para o verán estará coma sempre. Isto non é algo inédito. Se cadra este ano o efecto é maior que outros anos, pero o home non pode combater isto, porque de feito As Catedrais son así por acción da natureza. ¿Agora vaise todo? Pois si. Pero xa volverá. O mar quita a area e o mar volverá traela. Esta non é a praia da Concha; non se pode facer nada e, de intentalo, ademais, sería ilegal», dice el alcalde de Ribadeo, Fernando Suárez. Y añade, en una velada invitación a visitar el arenal: «Estes días haberá que ter máis coidado para non escorregar polos penedos, pero a cambio pódese apreciar mellor a costa, porque hai unha cota menos cinco, e vese toda a maxestosidade das furnas, arcos...».

Episodios similares se dan en otras playas de A Mariña lucense. Al lado de As Catedrais, en Barreiros, la playa de Arealonga se ha convertido en un enorme pedregal de casi un kilómetro de longitud. Es un escenario más áspero, lejos del de As Catedrais, siempre sobrecogedor.

El cambio radical que espera a As Catedrais

El cambio radical que espera a As Catedrais

Gran número de gente en la entrada de la playa de As Catedrais. J.Mª. ALVEZ  Gran número de gente en la entrada de la playa de As Catedrais. J.Mª. ALVEZ

Ordenar al millón de visitantes que se espera que llegue anualmente a la playa ribadense es el objetivo de un plan que está en periodo de alegaciones y que cambiará todo el entorno del arenal.

El Plan Especial de Protección de As Catedrais fue presentado oficialmente hace solo unas semanas. Se encuentra ahora mismo en plena fase de exposición pública y se pueden presentar alegaciones por parte de colectivos, vecinos, partidos políticos, administraciones y todo aquel que se considere afectado por el mismo. Se trata de un documento de un calado extraordinario porque implica una remodelación completa del entorno del arenal que va mucho más allá de una operación cosmética. Serán más de 2,5 millones de euros que el Concello está dispuesto a asumir en solitario aunque es probable que finalmente acabe por encontrar ayuda para la financiación en varias entidades. La Unión Europea podría ser una de ellas ya que afecta a un territorio protegido por ella misma y está declarado Lugar de Interés Comunitario (LIC).

Nada más arrancar el plan se deja muy claro cuál es su objetivo en un punto específico: “O obxectivo fundamental e básico deste documento é o de contribuír á preservación do patrimonio natural e cultural desta área protexida de singular valor paisaxístico e natural”.

Aún así, añaden que será fundamental “o mantemento dos usos tradicionais dos espazos agrarios, a integración das actividades turísticas e de promoción exterior da área protexida nos instrumentos de protección” y repartir los beneficios que se produzcan en torno a la playa, además de usarla para difundir otros lugares de interés del entorno, particularmente Ribadeo.

La elaboración del plan tiene unas líneas de futuro muy claras en las que influyó también la Xunta de Galicia marcando algunas cuestiones de forma específica como por ejemplo la ampliación de la zona de protección del plan hasta Esteiro y su antiguo horno romano.

Los redactores del documento fueron Crecente Asociados, el Gabinete de Arquitectura e Urbanismo GAU y la USC junto al propio Concello de Ribadeo bajo la supervisión continua de los técnicos de la Xunta de Galicia. Su línea básica es muy clara: la playa debe tener sus alrededores lo más despejados posible y lo que se construya apenas debe generar impacto.

MEDIDAS CONCRETAS. El plan recoge específicamente la eliminación del actual bar y restaurante. Muy polémico ya en su inicio se plantea para el mismo su expropiación y demolición. Para ello se calculará su valor catastral al que añadir el lucro cesante para pagar la indemnización al propietario. Los actuales baños desaparecerán como tales.

El aparcamiento de tierra también desaparecerá y el asfaltado quedará reducido a uno para acoger vehículos de emergencias, los que transporten a personas discapacitadas o los buses lanzadera que está previsto crear.

Las nuevas construcciones se harán al sur de la vía del tren de Feve, donde el Concello tratará de negociar un apeadero. Este punto se plantea en principio como uno de los más complicados de conseguir.

Se hará un edificio multiusos que la Xunta de Galicia quiere que sobresalga lo menos posible. Así que lo que se haga tendrá que ser, en buena medida, enterrado. La orden del Gobierno gallego es que no supere la altura de la vía del tren, que se encuentra construida sobre un altillo artificial.

Ese “novo espazo de acollida” del que se habla en el plan tendrá una gran cantidad de funciones, como por ejemplo la de información y turismo. La oficina que hay ahora mismo será sustituida por otra en el interior de ese edificio.

También allí se comenzará a trabajar de forma ordenada con el márketing relacionado con la playa ribadense, algo hasta ahora sin explorar.

Los puestos de venta ambulante que ahora se colocan allí tendrán que marcharse. Este es un punto todavía por aclarar: si habrá un lugar estable para ellos en ese edificio o cómo se planteará.

Desde allí se organizarán las Xeorrutas actuales y otras actividades que se puedan crear en el futuro en torno al arenal.

También se habilitará un aparcamiento para 1.300 plazas, una cantidad que el alcalde ribadense califica de “nin moi grande nin moi pequena”.

En cuanto a las vías de comunicación, también están claras las intenciones: la actual carretera seguirá existiendo pero solo para uso de los vecinos de la zona y propietarios de las tierras, además de emergencias y similares. Desde el edificio multiusos se habilitará un camino de acceso a la playa cubriendo una distancia total de 800 metros. Habrá autobuses-lanzadera para quien no pueda hacer el camino a pie. Con todo ello, As Catedrais tratará de ordenar a 1 millón de visitantes anuales.

Aprobado el plan para A Catedrais, que prevé derribar el bar actual

Aprobado el plan para A Catedrais, que prevé derribar el bar actual

Bar y restaurante de As Catedrais. JM PALEO
 Bar y restaurante de As Catedrais. JM PALEO

Las actuaciones son muy ambiciosas, de unos 2,5 millones de euros en diez años, y plantean una peatonalización parcial del entornoRIBADEO. El Plan Especial de As Catedrais empezó a ser ayer una realidad con su publicación en el Diario Oficial de Galicia. Tal y como venía anunciando el alcalde de Ribadeo, Fernando Suárez, propone una reordenación casi completa del entorno de la famosa playa y uno de sus planteamientos que sin duda traerá más cola es el de expropiar y derribar el bar y restaurante que existe justo sobre el arenal. La decisión se tomó porque los técnicos que redactaron el informe plantean que el entorno retorne en la medida de lo posible a su estado original, lo que incluye la desaparición de este edificio cuya construcción ya en su día había resultado muy polémica.

El conjunto de las actuaciones previstas en este plan ronda los 2,5 millones de euros a desarrollar en un periodo de diez años y supondrá un cambio radical en el entorno.

Al margen de la recuperación de la zona del bar, el aparcamiento asfaltado sobre la playa también se verá reducido de modo que al final su utilización sea para vehículos especiales de personas con alguna discapacidad, emergencias o alguna situación especial.

La idea es que la carretera actual solo le puedan usar los vecinos de la zona y los vehículos de discapacitados o de emergencias

A cambio, el Concello planea la construcción de otro que se ubicará en una zona pegada a la vía del tren, pero hacia la carretera Nacional 634, donde estará la parte más destacada de las actuaciones previstas. Al margen de un aparcamiento para 1.300 vehículos se construirá allí un edificio que está llamado a ser una especie de centro de interpretación de la playa donde se ubique la oficina de turismo, se ofrezca una  explicación geológica de sus famosas formaciones rocosas, se dará información sobre todo el entorno en general y también se trabajará con merchandising y artículos promocionales.

LOS VECINOS. En lo que corresponde a los alrededores de la playa tal y como están ahora serán solo para uso de los propietarios de las tierras de la zona, que podrán circular por las carreteras y realizar el trabajo agrícola o ganadero que hacen en la actualidad en condiciones idénticas a las actuales y sin ningún tipo de restricción. Sí
las tendrán los visitantes.

Los que no tengan problemas de salud deberán ir andando a la playa, en un pequeño recorrido de 800 metros. También se habilitarán pequeñas lanzaderas en épocas de especial afluencia. Los que tengan algún impedimento podrán usar el pequeño aparcamiento que quedará allí habilitado.

El martes habrá un acto abierto al público 

El gobierno municipal y los propios redactores del plan lo presentarán a la ciudadanía el próximo martes, día 21, en un acto público y abierto que se celebrará en el auditorio municipal Hernán Naval a las ocho de la tarde. Antes habrán ofrecido también una explicación pormenorizada a toda la corporación municipal.

El plan está también disponible en la web del Concello.