Barreiros es una de las localidades gallegas en las que más crece la población en verano

Barreiros es una de las localidades gallegas en las que más crece la población en verano

Playa de Altar, en Barreiros.AEP
 Playa de Altar, en Barreiros.AEP
Según los registros de 2017, el municipio mariñano recibe una carga poblacional del 136,65% durante esta época del año ► Mondariz Balnario también registra una notable proliferación estacional de vecinos

Santiago de Compostela es, de las siete ciudades gallegas, la que registra una mayor carga poblacional durante el verano, un periodo en el que la población presente y no residente supone casi el 20% de sus habitantes.

Así lo refleja la estadística de carga poblacional publicada este lunes por el IGE, con datos recogidos en 2017, y en la que se puede observar que son las grandes ciudades, la costa pontevedresa y algún destino como Barreiros, en Lugo, los que reciben más cantidad de población no residente durante el verano, a causa del turismo.

En este sentido, según la estadística, durante el verano de 2017 el municipio que registró una mayor carga poblacional fue Sanxenxo (Pontevedra), donde el incremento de personas supuso un 186% de su habitantes habituales.

Del mismo modo, el ayuntamiento de Mondariz Balneario, de sólo 692 residentes, recibió 1.122 personas, lo que supone una tasa de carga poblacional de 162,14; mientras que O Grove la mantuvo en el 143.88.

Lejos de los grandes centros de las Rías Baixas, el municipio lucense de Barreiros, de 2.971 habitantes, soporta durante el verano una carga poblacional del 136,65%, mientras que A Teixeira, un pequeño ayuntamiento ourensano marcado por la emigración, crece un 135%.

FLUJOS DE POBLACIÓN EN VERANO

Durante el tercer trimestre del año 2017, el que se corresponde con el verano, los ayuntamientos con mayor saldo poblacional fueron las ciudades de A Coruña, Ourense, Vigo, Pontevedra, Lugo y Santiago, además de los municipios de Sanxenxo, O Grove, Nigrán y Baiona.

Los flujos de población en verano, sin embargo, afectan al conjunto de los municipios gallegos. Así, durante el primer, segundo y cuarto trimestre de 2017, la mayoría de los ayuntamientos tuvieron un saldo poblacional negativo, más de 230, lo que supone que sale más población de ellos de la que llega. Sin embargo, en el tercer trimestre la situación se invierte, y el saldo poblacional es positivo en más de 250 municipios.

En cuanto a las ciudades, Santiago es la que registra, durante el verano, un mayor incremento de su población, cercano al 20 por ciento. Esta carga poblacional se debe, en primer lugar, a los desplazamientos por trabajo, seguidos del peso del turismo, la influencia de las segundas viviendas, los estudios y los motivos de salud.

En relación al resto de ciudades, tiene un peso especial el trabajo en Vigo, A Coruña y, en menor medida, Ferrol, mientras que en Pontevedra la mayor influencia la ejercen las segundas viviendas, al igual que en Ourense y en Lugo.

Es destacable, en relación al resto del año, la influencia en la carga poblacional que tienen los estudiantes que se desplazan a la Universidade de Santiago, que suponen casi la mitad de la carga en este ámbito durante los otros tres trimestres y mantienen las cifras en Compostela sobre el 20% durante todo el año.