Una nueva final para el capitán del Iberia 32 años después

Marcos Rodríguez jugó la final de la Copa Diputación en 1990 con 19 años y la vuelve a jugar, con 51 años, este domingo ante el Becerreá

Puede ser una imagen de 1 persona

photo_cameraMarcos Rodríguez, capitán del Iberia. JOSÉ Mª ÁLVEZ

La vida de Marcos Rodríguez Rañón en el fútbol da para un libro. Y un capítulo debería ser el que protagoniza este reportaje. El eterno capitán del Iberia jugará, 32 años después, una nueva final de la Copa Diputación de fútbol. La anterior fue en 1990 y esta vez será el domingo, a las 19.30 horas, en Sarria frente al Becerreá.

“La final fue contra la Milagrosa en As Valgas”, recuerda Marcos. “No la pude jugar, porque me rompí el menisco en las semifinales. Como digo yo, les clasifiqué y les dije, ahí la tenéis”, comenta con humor el jugador mariñano. El partido se decidió en los penaltis, tras el empate a tres en el tiempo reglamentario y la prórroga y la copa fue para la capital.Puede ser una imagen de 9 personas, personas de pie y al aire libre

Marcos Rodríguez, segundo por la izquierda de pie, en la final de 90 ante la Milagrosa. ARCHIVO

“Con 19 años, ya era habitual en el equipo; normalmente jugaba los sábados con el juvenil y los domingos iba convocado con el equipo de mayores, que entrenaba Arturo, de Foz, y a veces jugaba y a veces no”, relata.

Sobre si pensó que iba a volver a jugar otra vez una final de la Copa Diputación reconoce que no lo pensó en ningún momento. “Lo haces cuando realmente estás en la final, y recuerdas que tú estuviste hace tiempo en otra”, dice. Pero, como pasó entonces, su concurso es dudoso. “Sí, voy a probar. Tengo una molestia en la parte externa del gemelo que en la vida normal no me molesta pero cuando troto sí”, dice. “Intentaré forzar a tope para poder jugar“, advierte.

“Sobre mi futuro, solo pienso en el próximo partido, no más allá, aunque en principio la idea es seguir”, dice

El equipo afronta el partido con mucha ilusión. “Al principio vas pasando eliminatorias, pero ahora la gente se ve en la final y está muy contenta, con ganas, sobre todo después del chasco de no habernos podido meter en el grupo para luchar por el ascenso a Primera Autonómica”, dice.

Sobre el encuentro en sí, afirma que “tenemos que jugar como lo venimos haciendo toda la temporada, porque tampoco tenemos referencias del rival”, dice. “Como les digo yo a los chavales, que se diviertan, porque nunca se van a ver en otra así“, explica el veterano jugador.

Sobre su futuro, todo apunta a que seguirá una temporada más. “Es la pregunta del millón y ni yo mismo sé que voy a hacer”, dice en un primer momento. “Yo miro al siguiente partido, no voy más lejos, pero la idea es hacer ficha y seguir”, dice, aunque advierte que “me estoy adelantando un poco porque no lo he hablado en casa, aunque mi pareja nunca me ha dicho nada”, reconoce el veterano futbolista que ha jugado casi todos los partidos este curso.